Anuncios

Live At The Gorge 05/06 — Pearl Jam

Esto es tan excesivo que casi puede parecer megalómano, pero en Pearl Jam ningún gesto, por grande que sea, es en realidad exagerado. Mientras cualquier otro grupo aprovecharía una caja en directo con siete cds para dar rienda suelta a sus más hiperbólicas pasiones (solos exagerados, sonido pomposo, etc…), a los de Seattle les sirve para demostrar que son unos currantes del rock, que pocos grupos hoy en día han puesto tanto esmero en sus giras y que casi nadie brilla siempre a tanto nivel como ellos.

Pearl Jam en directo son una apuesta segura y Live At The Gorge 05/06 lo demuestra gracias a las grabaciones de tres directos distintos en la que, dicen, es la mejor sala de conciertos de todo Estados Unidos. Como ya hicieran con su larga colección de Bootlegs (¡cuántos fueron al final? ¿72 directos de una misma gira?), el gesto de editar sus canciones tal y como suenan en directo les convierte, al contrario que a muchas otras bandas, en ganadores.

Porque cajas como ésta sirven ara darse cuenta de la grandeza de la carrera de Peral Jam. Han sido puestos tantas veces en el ojo del huracán de la crítica por sus actitudes, su entorno o su contexto que parece que a muchos periodistas especializados se les pasaba lo más importante: las canciones. Y Pearl Jam tienen tantos temazos como para que siete cd´s en vivo no sólo no te cansen, sino que te hagan descubrir nuevos sabores incluso de las canciones menores de la banda.

Así pues, no hablamos sólo de un disco para completistas y fans irredentos de la banda, sino de una oportunidad única para disfrutar del más extenso grandes éxitos que Pearl Jam hubieran podido idear. Como hablamos de un grupo que hasta en sus discos de rarezas ha dejado sitio para canciones enormes, cualquier recopilación “normal” se quedaría corta. Y es en aventuras como ésta donde mejor se recogen todas sus grandes virtudes.

ASí, de los tramos eléctricos (perfectas Animal o Even Flow, en comunión con el público) a la perfección acústica (Off He Goes sigue siendo una de las mejores canciones del grupo), los siete discos de Live At The Gorge se mueven en un oleaje sereno, maduro y emocionante, en una marea del mejor rock´n´roll (que no sólo rock) posible.

Por supuesto, recomiendo escucharlo en tragos cortos, para no acabar de Pearl Jam hasta el moño, pero lo aquí contenido es magia. ¿Quién se atreve a repetirlo?

Anuncios