Anuncios

Especial Metallica: St. Anger

No sin cierta tristeza, pues las despedidas no suelen ser un plato sabroso, tenemos que ir diciendo adiós al especial que desde Hipersónica hemos querido dedicar a una de las bandas más importantes del planeta como es Metallica.

Os diría que este es el último post que le dedicamos a su discografía, pero no sería del todo cierto. Estamos a dos días de la salida oficial de Death Magnetic y obviamente, aunque ya hemos podido escucharlo con tranquilidad gracias a alguna tienda francesa más que avispada, hablaremos de él aquí.

Cuando le tocó el turno a Load os dije que habíamos llegado a un punto un tanto delicado de la carrera de los californianos. Hoy toca hablar de St. Anger y por mucho que haya seguido a Metallica desde sus inicios, por mucho que me aprendiera en su momento un buen puñado de temas con mi guitarra y por mucho que haya disfrutado de su música voy a tener que meterles un poco de caña.

Caña es lo que quisieron dar estos chicos al mundo con St. Anger, hartos de tanta historia con que si se habían vendido con sus dos álbumes anteriores y cosas así. Hasta los huevos estaban, hablando mal y pronto, con lo que su respuesta totalmente frontal fue: aquí tenéis un disco potente, ahora id a llorar a otro sitio. Y vosotros… sí, los críos que os creéis que habéis inventado el metal: escuchad esto y cerrad el pico.

La historia pudo ser así o no, pero la jugada no les salió todo lo bien que ellos hubieran deseado. Tras un largo y tortuoso proceso de grabación, tanto para Hetfield con sus problemas con el alcohol como para la propia banda, destrozada por dentro, nació un disco con muy mala leche pero vacío. Un disco sin temas, repleto de riffs monolíticos pero fríos. Un disco con un sonido nefasto. O tal vez fueron nuestros tímpanos los que no estaban preparados para asimilar un sonido más crudo, poco adulterado.

St. Anger ve la luz el 5 de junio de 2003, cinco días antes de la fecha prevista inicialmente, a través, de nuevo, del sello Elektra. Es el último en el que podemos ver a Bob Rock como productor, después de 12 años de relación musical. Con él consiguieron un sonido espectacular en su Black Album, tónica que seguiría en Load y ReLoad, pero St. Anger supuso un paso atrás en cuanto al sonido de la banda. Bob, que además se ocupó de tocar el bajo en este álbum tras el abandono de Newsted, quiso dejar a un lado las finuras e intentó capturar esa atmósfera que se crea cuando una banda toca en un local de ensayo, pero el resultado, como os decía, disgustó a más de uno.

Es curioso porque en general el disco obtuvo una buena acogida, con la banda ganando un Grammy en la categoría de mejor actuación dentro del género metal (Best Metal Performance) con su single ‘St Anger’, por encima de bandas como Korn o Marilyn Manson. Realmente este tema, al menos en mi humilde opinión, es el mejor del disco con diferencia. A pesar de ser demasiado largo (el vídeo es más corto, pero el tema dura 7:21) sin razón aparente (hay partes repetidas que no tienen mucho sentido).

En general el disco vuelve a pecar de excesivamente largo, lo que sumado ese sonido tan crudo y a esos riffs tan desprovistos de gracia lo hace prácticamente inaguantable. A mí me resulta imposible escucharlo de arriba a abajo de un tirón. Incluso sin prestarle demasiada atención llega un momento en que hay que quitarlo por molesto. Tiene cosas buenas aquí y allá, pero en conjunto no funciona.

Si tuviera que destacar algún tema más me decantaría por el corte que abre el disco, titulado ‘Frantic’, cuyo videoclip es tan bruto y frenético como el propio tema.

Quizás también destacaría el tercer single del disco, titulado ‘The Unnamed Feeling’, que es muy machacón en sus guitarras y muy melódico en cuanto a voces y ese tema totalmente numetalero que es ‘Shoot me Again’. Este último más por curiosidad que por su propia belleza, aunque tiene algunas melodías interesantes.

En definitiva, creo que St. Anger no hubiera estado tan mal si hubieran dejado de lado en algún momento la caña burra porque sí y le hubieran quitado unos cuantos minutos de más a prácticamente todos los temas.

En breve Death Magnetic, el espectacular retorno de Metallica tras 5 años sin lanzar nuevo material.

Discografía de Metallica

Anuncios