Anuncios

Judas Priest — Nostradamus

Aunque Nostradamus, el último disco publicado por los legendarios Judas Priest, fue puesto a la venta el pasado mes de junio, y lo he estado reproduciendo incluso desde días antes de su lanzamiento oficial, el análisis del mismo se me ha atragantado hasta finales del mes de septiembre, y eso ha sido por una razón muy clara: escucharlo es para mí como una digestión pesada.

El regreso de Rob Halford en el año 2003 a la banda británica dio como resultado un álbum sobresaliente titulado Angel of Retribution, en el cual se resarcían de una época poco propicia con Tim Owens al micro. Teniéndonos pues a todos los fans contentos con el regreso a los buenos tiempos que nos habían ofrecido, los Judas se atrevieron a ir más allá, anunciando su primer álbum conceptual en casi cuatro décadas de carrera.

Sin embargo, no es lo mismo hacer un British Steel, que hacer un Avantasia, aunque ambos sea totalmente meritorios a su manera. Sin duda, Judas Priest son los mejores para lo primero, y tras su reunión demostraron que seguían siendo capaces de ello; pero Nostradamos nos muestra que no valen para lo segundo, y aquí es donde viene el batacazo que representa este álbum doble.

Una hora y tres cuartos de duración que se hacen excesivos a todas luces cuando, como en este caso, los temas que los construyen se hacen tediosos debido a unos medios tempos y a unos arreglos orquestales que pocas veces terminan de cuajar. Sin duda, me parece totalmente elogiable la valiente decisión que supuso lanzarse a parir un disco de esta magnitud, y en ese sentido no podemos más que aplaudir a la banda; pero eso no es óbice para hablar del desafortunado resultado que supone.

Hay cortes que, sin salirse del pretendido tono épico y oscuro que rodea al trabajo, llegan no obstante a contar con momentos que rayan a buen nivel, como pudieran ser ‘Revelations’, o la pieza que da nombre al álbum dejando a un lado el pobre intento operístico de Halford con que comienza. No obstante, estos pequeños retazos de calidad no sirven para sacar adelante un trabajo que cuesta mucho trabajo oír al completo.

https://www.youtube.com/embed/jiPSnK0EN1Q

Lo peor es tener la sensación de que ni siquiera habiendo reducido toda esta cantidad de inecesario metraje a un solo CD, Nostradamos podría haberse salvado de la quema. Y es que, como he dicho antes, Judas Priest no valen para estos menesteres, sino para el heavy metal chapado a la antigua, el de los solos cortantes, los agudos por doquier y los buenos riffs a todo trapo. Ese metal efectivo y directo que les encumbró a lo más alto, y que ellos dejan completamente de lado aquí.

Insisto, hay que admitir la ambiciosa decisión que lleva a una banda que siempre se ha caracterizado por las canciones de metal a toda potencia, a aventurarse en senderos como éstos; pero esperemos que no se decidan a repetirlo en el futuro, porque este camino no les lleva a ninguna parte. Gracias por intentarlo y todo eso, pero la idea no ha funcionado.

Sitio oficial | Judas Priest
Más en Hipersónica | Nostradamus

Anuncios