Anuncios

Mono — Hymn To The Immortal Wind

Mono Hymn To The Inmortal Wind (2009)

Hay álbumes que no sabes cómo empezar a hablar sobre ellos porque cualquier cosa dicha no va a hacer justicia a lo escuchado. Este año a mí ya me ha pasado con tres, el de Animal Collective, el de Antony & the Johnsons y ahora con Mono. El quinto álbum de estudio de la banda japonesa es la perfección del post-rock llevada al límite. Hymn To The Immortal Wind (2009, Temporary Residence Limited) es la superación impensable.

Antes de este trabajo ya habían tocado techo con You Are There (2006, TRL) donde Steve Albini repetía por segunda vez bajo la producción. Para su nuevo trabajo, el cuarteto japonés decide ponerse metas más altas, volver con Albini a su estudio de Chicago, pero hacerlo a su vez con una orquesta de 28 músicos.

De esta manera se juntaban la distorsión ofrecida por las guitarras, la crudeza de los ambientes, la magia de un productor único y la orquestación majestuosa en busca de nuevos límites sonoros. Nuevos riesgos que correr y que se han suplido con nota en los 67 minutos de duración del álbum.

El tótem llega en ‘The Battle to Heaven’ una canción oscura de doce minutos con cuatro partes que parecen emular los combates de la ficticia batalla. Inicio calmado que va dejando paso a un crescendo controlado donde las guitarras van apareciendo en el fondo, al principio sin fuerza y en un segundo plano, para luego después romper mediante solos potentes. La calma se recupera tras el riff al máximo nivel y la orquesta mantiene la tercera parte de la batalla que pide a gritos un final trepidante.

Antes, ‘Ashes in the Snow’ ya había abierto el LP con una combinación impoluta entre cuerdas (chelos, violines y violas), percusión mediante el glockenspiel y la preferencia de un género que va, en la mayoría de los casos, de menos a más, dejando a las subidas toda la carga.

De las partes lentas se encarga la orquesta en ‘Follow the Map’ y en ‘Silent Flight, Sleeping Dawn’, añadiendo todas las caras a un álbum perfecto, que será tenido en cuenta como de los mejores dentro del post-rock en esta década, y con el que Mono vuelven a firmar una obra maestra del género.

¡Gracias de nuevo, Nash por el regalo!

En Hipersónica | Mono – Nowhere Now Here 

Anuncios