Anuncios

Motorama — Calendar: que el mundo se acuerde de ti diez años después

Una vez leí, en un texto sobre el fascinante Ptiza de Auktyon, que las corrientes musicales modernas llegan a Rusia una década más tarde. La cultura contemporánea había quedado contenida al otro lado del muro, y cuando el dique se rompió, en 1989, Rusia se fue impregnando poco a poco de los grupos que diez años atrás determinaban el devenir del pop occidental. Cuesta no asociar este planteamiento a Motorama, porque su indie pop claramente inspirado en el post-punk, podría pasar por extemporáneo de no ser por el repentino y no siempre feliz redescubrimiento del jangle pop por toda una generación.

Calendar: podría haber sido (mucho) peor

Motorama no sólo cuentan con uno de los nombres más preciosos de los últimos años sino que cuidan su estética y su elegancia sonora, supongo que herencia de su nacionalidad rusa, hasta límites que otros grupos de patrones similares, si bien lo intentan, no logran conseguir. Calendar quiere reafirmar los planteamientos ofrecidos en el ya interesante Alps, su disco debut. Entre tanto, Motorama han publicado diversos singles y EP. Su productividad es razonable, si bien adolecen de una alarmante falta de originalidad. Lo cual, en los parámetros en los que se mueven, no es estrictamente negativo.

https://www.youtube.com/embed/yvLuS73jIKg

Las comparaciones son odiosas, pero también inevitables cuando Motorama son tan obvios a la hora de mostrar sus referencias. Resulta obligado pensar en Ian Curtis cuando Vlad Parshin parece su calco, tres décadas después. Y más aún si el acompañamiento musical, bajos graves, baterías escuetas, medios tiempos con dejes atmosféricos, revindica tan explícitamente a Joy Division. Aunque sería injusto dejar a un lado a New Order: siempre citamos a Joy Division, pero Motorama y todas las bandas que son iguales a ella tienen más que ver con los primeros que con los segundos, a cualquier nivel sonoro.

Es la concepción de un pop hedonista, esta vez pasado por el filtro de la C86, de The Smiths y del indie pop revivalista de los últimos años, capitaneados por Captured Tracks. Noy hay en Motorama nada de la profundidad introspectiva y oscura de Joy Division, ni de la agresividad de The Chameleons o The Fall. Es posible que Motorama asienten sus música sobre estos pilares, pero el resto del edificio se construye con mimbres muy diferentes.

https://www.youtube.com/embed/utuMB3dl1ZI

Calendar sigue la estela de Alps, y Alps ya seguía la estela de Beach Fossils o Wild Nothing, aunque aquí encontremos espacio para citar a Real Estate (más psicodélicos), Weird Dreams (más acústicos), DIIV (más sintéticos) o Girls Names (más… aburridos). Afortunadamente, Calendar podría haber sido mucho peor. Calendar podría haber sido Nocturne, y una horrenda reivindicación de lo peor de la década de los ochenta. Quiero decir, Motorama se podían haber tomado en serio a sí mismos, pero por suerte han preferido seguir sonando pop.

Ejercicio de estilo y dos canciones

Claro que, en determinados momentos, Calendar no se diferencia mucho del último EP de Beach Fossils o del disco debut de Wild Nothing. ‘Two Stones’ o ‘Sometimes’ son ejercicios de estilo, por desgracia, anodinos. Motorama deben buscar sus virtudes en la efusividad del indie pop más acelerado y hedonista. Nada de oscuros desarrollos intimistas. Hay que ser extremadamente bueno para, en pleno 2012, sonar genuino y auténtico repitiendo lo que las bandas más señeras del género ya bordaron en la década de los ochenta. Pese a sus buenas formas, ‘Rose in the Vase’ también entra en este grupo.

https://www.youtube.com/embed/AkS_4aSxNsw

A su favor, Motorama mejoran mucho cuando tocan más rápido, sostenidos por guitarras que rozan lo acústico y bajos que son una auténtica delicia. Las tres primeras canciones mejoran con mucho lo que ya mostraron en Alps. Pese a que ‘Image’ no se diferencia en gran cosa de una canción de DIIV, la voz de Parshin dota de personalidad y mayor consistencia al grupo. Motorama son también más elegantes, y cuentan con un sentido rítmico arrollador y muy adictivo. Cuando lo explotan, nacen pequeñas gemas pop como ‘White Light’, que es arrebatadora, o ‘To The South’, que es inagotable.

Calendar es un disco de instantáneas. Hay otra, fantástica, en ‘Scars’, y también en ‘During the Years’, la canción más agresiva y rompedora del disco. Motorama son menos autocomplacientes que los grupos bandera de Captured Tracks. A nada que se atreven, resultan más interesantes. Pero caen con demasiado frecuencia en los patrones ya conocidos y manoseados hasta el extremo, lo cual les lastra en exceso, pese a la simpatía y el beneficio de la duda que nos pueda despertar un grupo procedente de Rusia y tan elegante.

https://www.youtube.com/embed/pSnS7otS-ro

6.5/10

Calendar es un paso positivo en la evolución de su carrera, porque nunca antes habían tenido hits tan evidentes, porque Alps era un disco menos adictivo. Pero este debe ser un trabajo de transición hacia propuestas más arriesgadas. De lo contrario, costará recordar Calendar diez años después, y por ende a Motorama, al margen de un movimiento revivalista encantado de conocerse.

Anuncios