Anuncios

Iván Ferreiro — Val Miñor-Madrid. Historia y cronología del mundo: más arena que cal

“Iván Ferreiro — Val Miñor-Madrid: Historia y cronología del mundo” src=”http://img.hipersonica.com/2013/10/ivan-ferreiro-val-miñor-madrid-historia-y-1.jpg” class=”centro_sinmarco” />

Con Iván Ferreiro siempre he tenido sentimientos encontrados. Siempre me pareció un místico, esa es la impresión que sigue dando, aunque conociéndolo en persona la perspectiva cambia radicalmente porque tiene un sentido del humor muy fino. El de Vigo se había adentrado en un callejón del que no había salida y Confesiones de un artista de mierda fue un poco como decir “esto es lo que he hecho hasta ahora y a partir de aquí borrón y cuenta nueva”. Val Miñor-Madrid. Historia y cronología del mundo no es exactamente eso; Iván Ferreiro sigue siendo un triste pero al menos su ventana deja pasar un poco la luz.

Val Miñor-Madrid: Historia y cronología del mundo, aburrido pero menos que otras entregas

Los discos de Ivan Ferreiro son de esos de los que sus fans se llenan la boca con calificativos como majestuoso, soberbio, obra maestra o canciones invencibles. A mí las obras del ex líder de Los Piratas siempre me han parecido aburridas, con momentos puntuales geniales pero aburridas. Y Val Miñor-Madrid. Historia y cronología del mundo también me ha aburrido, menos que otras entregas, pero difícil de digerir de una sentada.

Iván Ferreiro ha querido explicar el título del álbum, un antitítulo, por cierto, que ningún publicista le hubiera recomendado, acompañándolo de un libreto que parte del 20 de febrero de 1973, el primer recuerdo vívido que tiene. Val Miñor y Madrid son dos puntos distantes en ese tablero de su vida, un tablero que viene con el CD y el vinilo, sitios donde ha tenido su morada. Las canciones son la excusa para hablar sobre películas, series de TV, estrella del cómic o acontecimientos científicos.

Menos mal que nos encontramos con una perla clara: ‘Cómo conocí a vuestra madre’. Esta canción es el hit, digámoslo en voz alta y que se entere todo el mundo de toda la carrera en solitario y cuando se filtró escribimos que jugaba en la misma liga que ‘Años 80’.

Pero no sería suficiente haber en este disco de larguísimo título si no nos encontráramos con ‘Alien vs.Predator’. Iván Ferreiro goes to la Costa Azul en compañía de Julieta Venegas, que no me acaba de encajar con la peculiar voz del gallego. Me la imagino cantada por ambos en una terraza en Montecarlo, con vistas al mar y bebiendo en buena compañía un Martini.

También tenemos ‘Una inquietud persigue mi alma’, que conocimos junto a ‘El fin de la eternidad’ en el vídeo grabado en Viena con motivo de su presencia como embajador de la marca Vienasuenabien. Gran balada, lánguida sí, pero con mucha alma y una letra autobiográfica.

Y si hubiera que destacar algo más de Val Miñor-Madrid. Historia y cronología del mundo sería el corte de cierre. ‘Solaris’, título que sale de la película de Tarkovski, nos anuncia el final de manera inesperada. Sorprende por la letra interminable y esa voz con filtro metálico de Ferreiro. Un pequeño hit de barniz nocturno que apetecería escuchar en vivo.

Del resto de canciones hay quien destaca ‘Pájaro azul’, demasiado melosa y azucarada para mí, y ‘Bambi Ramone’, alegre pero plúmbea y unos coros que no pegan mucho en esa melodía un poco bailable.

Cuando llega ‘Chainatown’ seguimos narcotizados. Aparece el Iván Ferreiro llorón y al poco me he dormido con esos arreglos de viento-metal a lo Vacaciones en el mar. ‘El dormilón’, primer single del álbum Tiene el punto justo y esa lírica un pelín retorcida, pero tampoco es la alegría de la huerta. Sola no sorprende pero con ese vídeo low-cost con que la han envuelto gana enteros.

‘Pandelirios’ es ñoñona y prescindible salvo por ese estribillo resultón, algo que le pasa a ‘Una inquietud persigue mi alma’, tristona por ración doble y superlánguida. Y hay cuatro canciones con las que no he podido: ‘El bosón de Higgs’, la primera del disco y la mejor invitación para quitarlo del reproductor; ‘El resplandor’, con más ritmo pero aburrida, más de lo mismo; ‘Brazil’ una balada llorona y tristona; cuando Iván canta eso de “somos niebla de veráno” ya he bostezado varias veces; y ‘Twin Peaks’, podría interpretarlo solo con piano y voz y seguiría siendo aburrida.

Iván Ferreiro — Val Miñor-Madrid. Historia y cronología del mundo

Iván Ferreiro regresa tras haber agotado todo su crédito con sus últimos discos. Se ha puesto en manos de Ricky Falkner y no es el cancionero luminoso del que muchos hablan. Difícil de digerir de una sentada.
 
01. El Bosón De Higgs
02. Pájaro Azul
03. Baby Ramone
04. Chainatown
05. El Dormilón
06. Pandelirios
07. Una Inquietud Persigue Mi Alma
08. Alien Vs Predator — Con Julieta Venegas
09. El Resplandor
10. Como Conocí A Vuestra Madre
11. Brazil
12. Twin Peaks
13. El Fin De La Eternidad
14. Solaris

Lo mejor

  • ‘Cómo conocía a vuestra madre’, un temazo a la altura de ‘Años 80’
  • Hay un poco de luz
  • El juego de mesa que viene con el disco
  • Hay una edición en vinilo de color azul

Lo peor

  • Un sufrimiento escucharlo de una tacada
  • ¿Qué pinta aquí Julieta Venegas?
  • El Iván Ferreiro ñoñón y llorón no se ha ido
  • Varias veces decimos: me aburro

Más en Hipersónica | Iván Ferreiro estrena dos canciones de su nuevo disco en un vídeo filmado en Viena | Iván Ferreiro presenta el vídeo de ‘El dormilón’: el sueña con soñar lo que ella sueña | Iván Ferreiro se saca de la manga el hit ‘Cómo conocí a vuestra madre’: ganas de comerse el mundo

Anuncios