Anuncios

Pixies — EP3

Parecía (ingenuamente) que los Pixies habían parado ya el asunto de sacar epés, pero prácticamente todos sabíamos que acabaría pasando; que llegaría una tercera parte de esta innecesaria saga que como anécdota con Bagboy estaba bien, pero que al final acabará incluso en un LP. A la pregunta qué nos ha traído este EP3, la respuesta es la misma que con el EP2 y el EP1.

La estocada final (esperemos)

Sabíamos de sobra que no iba a ser lo mismo, y es algo que hemos comentado generalmente en esta nueva era Pixies. La cuestión estriba una vez más en si a pesar de la edad, son capaces de componer algo decente, evitando que nos llevemos las manos a la cabeza. Tras varios intentos en estos pequeños lanzamientos de cuatro en cuatro canciones, creo que la respuesta es obvia (ya lo era con el primer EP) con este EP3, y quizá pueda hacer reafirmarse a algún fan que aún creía posible una resurrección compositiva del grupo: ya no están para estos trotes.

Al menos para componer nuevos temas. Los de Boston debían cuidar como oro en paño su legado discográfico. Vemos una vez más que la edad no sólo pasa factura e impide llegar a determinados tonos (o actitudes) vocales, sino que ya no tienen la inspiración y el desparpajo -tan característico e importante en su música- suficiente para sacar algo digno. Ese es quid de la cuestión. El reflejo de esto es el conjunto de tres epés que han editado finalmente, y que osadamente llevarán a un álbum.

https://www.youtube.com/embed/Q0enEov4uYM

Si bien es cierto, que probablemente EP3 sea el mejor de esta trilogía, aún vemos cómo el grupo adolece del factor sorpresa y todos los factores que les hicieron llegar a la categoría de grupo clave para el indie rock. Hoy son muy moderados o inexistentes. Lo mejor que han hecho desde esta etapa de composición es ‘Bagboy’, de la que empezaba a preocupar que no incluyeran en ninguna referencia, dado el bajo nivel del resto de los temas. En ella hay un Santiago entonado, con un riff de personalidad y punteos alargados que van pasando al segundo plano. Bien.

Los mismos problemas que en los anteriores EPs

A partir de aquí el EP ya va hacia abajo, con respetables intentos que no llegan a cristalizar. En ‘Silver Snail’ apenas hay nada de la raza que emana del tema de apertura, sólo una modesta guitarra que no quiere ir a más y un Francis cantando para obligarnos a ir a la siesta. Acto seguido la insípida ‘Ring The Bells’, otra canción que desmerece el pasado del grupo, a pesar de que tenga algún detallito sonoro, de nuevo los mismos sonidos de guitarra. Tan pocas canciones en el EP y tan pocos recursos que mostrar. Por ejemplificar, es un tema que de haberlo editado otro grupo, no estaríamos hablando de él porque carecería de interés.

https://www.youtube.com/embed/Uqzn5x6dkg

Cierra el periplo ‘Jamie Bravo’, lo mejor junto al inicio. Se mantienen en un nivel más decente, en la órbita de coordenadas similares a las del Trompe Le Monde y alguna loable combinación de coros que finalmente no destacan especialmente (otro punto fuerte del grupo y que sin Kim Deal poco tiene que aportar) y una modesta combinación de capas de guitarras. Incluso al fin se atreven con algo de spanglish, inexistente en su nuevo material hasta ahora. Pero este fragmento llega sin la vehemencia, agresividad o visceralidad de sus grandes jits en español. No pasa nada, es algo con lo que contábamos. Así pues, lo más positivo de este EP3 creo que es la inclusión de ‘Bagboy’ y sobre todo que parece un punto casi final en la composición. Si quieren seguir tocando y exprimiendo la vaca, sin problema, pero sin excederse con el nuevo repertorio. Eso sí es un grito casi unánime.

5/10

Puede que haya alguien que salga alguien a decir que esto no está tan mal. Me sorprenderá, pero seguiré con argumentos ya expuestos estos días. No hubiéramos tenido problema en reconocer la calidad (nada me hubiera gustado más, de hecho), a pesar de que tuvieran 120 años, pero estas nuevas canciones, al lado de los Pixies clásicos, de los que crearon escuela, no es más que un cuerpo moribundo que da sus últimos coletazos, incapaz de querer entender que está sentenciado. Y que esos coletazos son demasiado inofensivos como para tenerlos en cuenta.

Discografía de Pixies

Anuncios