Anuncios

The Black Keys, el camino desde los bares y los sótanos hasta las arenas y el éxito

Todo lo bueno que llegó antes del descarrilamiento


Como es algo que más tarde o más temprano iba a terminar apareciendo en este artículo, lo suelto de primeras y así nos podremos centrar más fácilmente en el tema que nos ocupa. Allá va: The White Stripes. ¿Véis? No pasa nada por mencionarlos, por mucho que haya quien les repatee la comparación y vean innecesaria su mención en un post sobre The Black Keys. Pero es innegable que, aunque ambas bandas tengas sus notorias diferencias, son muchas las cosas que los unen, por lo que más que enfrentarlos deberíamos ser capaces de reconocer que ambos tienen elementos suficientes para hacernos disfrutar como locos sin decantarnos por unos o por otros.

Las similitudes son obvias: ambos son un dúo, de guitarra y batería para más inri. Ambos tocan Garage Rock con algún que otro toque de Blues más o menos notorio con algo que muchos llamar “tener gancho” pero otros prefieren denominar como “ser accesibles/comerciales”. Esa es otra, ya que ambos también han conseguido el suficiente éxito para que los más puristas del Garage renieguen de ellos (“No son de San Francisco, no son cool”). No obstante, este repaso sólo está centrado en uno de los dos, para que podamos ver los elementos que distinguen a Dan Auerbach y Patrick Carney de los de Detroit y que también sirva para comprender el camino recorrido desde sus inicios hasta el inminente Turn Blue, ante el que muchos ya están arqueando la ceja tras dos polémicos singles.

The Big Come Up (2002)

http://www.youtube.com/watch?v=shM3Nm-wRrs

Tras mandarla a diversas discográficas, finalmente Alive Naturalsound decidió apostar por ellos y le ofreció al dúo la posibilidad de sacar su primer disco. Dicho y hecho, la pareja se metió otra vez en el sótano de Carney y se pusieron manos a la obra para darle forma a The Big Come Up con nueve canciones propias y cuatro covers de gente como R.L. Burnside, Junior Kimbrough o The Beatles pasados por su filtro de Blues Rock rabioso, punzante y garagero. Aunque a priori este álbum pueda ser menos robusto que todo el buen material que llegaría posteriormente, sigue siendo un debut bastante sólido y muy bueno con muchos detalles que harían de The Black Keys una de las bandas más disfrutables de la última década. Negar la entidad de temas tan buenos como ‘Do The Rump’, ‘I’ll Be Your Man’ ‘The Breaks’ o ‘Heavy Soul’ sería una temeridad por mi parte.

Thickfreakness (2003)

http://www.youtube.com/watch?v=K0YlVWyM4ak

https://www.youtube.com/watch?v=K0YlVWyM4ak

Thickfreakness probablemente no sea únicamente uno de los mejores trabajos de los primeros The Black Keys (también conocidos como los “underground”), sino que probablemente sea una de las cimas de toda su carrera. Nueve nuevos temas y esta vez sólo dos covers (de Richard Berry y Junior Kimbrough en esta ocasión) que aportan mucho más empaque y con más madera de jitazo. Cualquier Top 10 de canciones de la banda que no incluya ‘Hard Row’ o ‘Set You Free’ merece tener la etiqueta de cuestionable. No hay una mayor diferencia en cuanto a sonido con respecto a su debut, pero este es un disco que considero que posee más ese elemento que se tiene o no se tiene: el feeling. Algo que esta banda a lo largo del tiempo a demostrado tener a raudales.

Rubber Factory (2004)

http://www.youtube.com/watch?v=lWimOMVdHgE

Para Rubber Factory volvieron a recurrir a dos versiones, una de Robert Pete Williams y otra de The Kinks, pero el número de canciones de su propia cosecha subió a once. El resultado vuelve a ser un álbum fresco y con energía. Los problemas para realizar la grabación en aquella fábrica y una consola de mezclas con la misma precisión que una escopeta de feria dotaron al álbum de un sonido más sucio y con más fuzz, acercando el sonido de la guitarra de Auerbach al de uno de sus ídolos, Jimi Hendrix, (salvando las evidentes distancias). Añádele la chispa de temas como ‘When the Lights Go Out’, ‘Girl Is on My Mind’ y ‘Grown So Ugly’ y te queda otro álbum imprescindible de este dúo. Algo muy admirable teniendo en cuenta el frenético ritmo de publicación que estaban teniendo.

Magic Potion (2006)

http://www.youtube.com/watch?v=50GMZx5udMs

The Black Keys se mostraron con mayor confianza en su propuesta de cara a este álbum y buena muestra de ello, aparte de mantener inalterable su propuesta de afilado y certero Blues garagero y lo-fi, es que Magic Potion es su primer álbum compuesto íntegramente por material propio. Lo que funciona es mejor no tocarlo y por eso este trabajo vuelve a suponer otro buen trabajo del dúo, pero menos redondo que sus predecesores. No podemos ponerle casi ninguna pega a este disco más allá de que sus canciones, aun siendo buenas, eran menos buenas que las que anteriormente publicaron. Aún así ojo, que un álbum con canciones como ‘Your Touch’ o ‘Give Your Heart Away’ está muy lejos de poder ser considerado malo, así que se puede decir que la trayectoria del grupo seguía a un notable nivel.

Attack & Release (2008)

http://www.youtube.com/watch?v=v5FW8Xo8ENo

https://www.youtube.com/watch?v=v5FW8Xo8ENo

El fichaje de Danger Mouse produjo un cambio importante en el sonido del grupo al incorporar teclados y algunas melodías vocales. El grupo ya no tenía un sonido tan punzante como antaño y apostaba un poco más por la melodía y por el riff con gancho y capacidad de hacernos mover el bullate, pero sin renunciar del todo al mordiente Blues de sus inicios. Podríamos ver Attack & Release como un disco de transición entre los primeros The Black Keys y los más recientes y conocidos. No obstante, diré que este es mi disco menos preferido suyo. No niego que es un buen disco, pero siempre lo he visto descompensado en cierta manera, con algunos temas muy buenos y otros que lo son bastante menos. Sin embargo, voy a reconocer que tiene algo que los demás discos no tienen y eso ya hace que merezca la pena: ‘I Got Mine’. Tiene otros cuantos jitazos, pero pocos tienen la enjundia y la calidad de éste, que podemos considerar como una de las mejores canciones del grupo.

Brothers (2010)

http://www.youtube.com/watch?v=T5SHOX6eomk

https://www.youtube.com/watch?v=T5SHOX6eomk

En Brothers ya podemos constatar la transformación definitiva de The Black Keys a la versión que hoy día conocemos. Una versión donde el Blues pureta está fuera de la ecuación para apostar por un Garage Rock de corte atractivo, bailable y accesible (aunque habrá quien diga que es más bien comercial), pero que no pierde de vista su amor por las raíces de la música norteamericana, incluyendo el Soul. A pesar de que uno pueda creer estar ante dos bandas distintas oyendo uno de los primeros discos y éste mismo, viendo la evolución de la banda se ve como una tendencia completamente natural, siendo Brothers la confirmación de dicha evolución, aparte de ser un álbum fresco, divertido, disfrutable y con un buen puñado de jitazos. Tómese como ejemplo ‘Everlasting Light’, ‘Howlin’ for You’, ‘She’s Long Gone’ o ‘Sinister Kid’, aunque hay muchísimos más, elija usted los que quiera que no fallará.

El Camino (2011)

http://www.youtube.com/watch?v=h7Xay9O-I_Q

https://www.youtube.com/watch?v=h7Xay9O-I_Q

Anuncios