Anuncios

Twilight — III: Beneath Trident’s Tomb

Muchos vieron en el fichaje de Thurston Moore, el líder de los imprescindibles Sonic Youth, por un grupo de Black Metal californiano llamado Twilight como otro de los extraños experimentos del guitarrista nacido en Florida, sin llegar a pararse a pensar que la distancia que separa el espectro sonoro de los sucios guitarrazos de Moore del trabajo de grupos del Inner Circle podría no ser tan grande.

Desgraciadamente, esta aventura del estadounidense no se va a poder prolongar demasiado debido a la decisión de la banda de unirse a esa molesta moda de desmontar el chiringuito en cuanto les llega su momento cumbre en creatividad y popularidad (aunque en este caso es peor, ya que tomaron la decisión antes incluso de que les llegaran las oleadas de elogios). Muchos ya presagiaban que, al ser su último trabajo, el grupo se dispondría a dar el máximo como despedida y hemos tenido la suerte de que así ha sucedido.

Twilight, sumando influencias con buen gusto y notable ejecución

Por el tono del anterior párrafo habréis podido deducir que considero este III: Beneath Trident’s Tomb como la obra cumbre de Twilight. No es para menos porque lo que nos encontramos aquí es una despiadada pieza de buen Metal Extremo, con muchísima fuerza, enjundia y efectividad. El fichaje de Moore no es sólo algo anecdótico para salir en medios no especializados, sino el componente necesario para llevar su estilo al siguiente nivel en cuanto a calidad y complejidad.

Y aunque en teóricamente se cataloga a Twilight como una banda de Black Metal, el grupo sabe bien cómo moverse para cruzar la frontera con el Death Metal o con el Sludge atmosférico de manera fluida y con coherencia, dando como resultado un sonido rico en influencias y bastante completo al añadir a la fórmula el característico riff de Noise Rock de Sonic Youth que aporta Moore, acercándose también al industrializado sonido de gente como Godflesh o a los apocalípticos Neurosis.

La guitarra de Thurston Moore ayuda a poner todo en su lugar

El resultado de tal mezcla son los seis cortes que componen III: Beneath Trident’s Tomb, todos con una fiereza espectacular que golpean como un cañonazo sucio y potente, con un fabuloso manejo de sus diferentes influencias para evitar la sensación de estar ante un crudo pastiche de Metal Extremo. Pocas cosas escucharé este año tan atronadoras y abrumadoras como ese espectacular segundo tema, ‘Oh, Wretched Son’. De escándalo.

Lungs’ ya fue una carta de presentación estupenda que nos dio muy buenas vibraciones con respecto a este trabajo que ha conseguido colmar las expectativas del amante del buen Metal, aunque todo el que venga aquí por el mero hecho de figurar Thurston Moore se va a llevar un trompazo bien gordo. Ni siquiera el que ya se haya topado con los experimentos más raros del guitarrista podría digerir fácilmente temas como ‘Swarming Funereal Mass’ o ‘A Flood of Eyes’. No obstante, si tus gustos fluyen más hacia grupos como Godflesh, Neurosis o Altar of Plagues sin duda merece la pena que le des una oportunidad a este disco

<

div class=”nota-analisis”>

7.6/10

Twilight dan el resto en el que se supone será su álbum de despedida. El fichaje de Thurston Moore, lejos de ser algo meramente anecdótico para captar la atención de medios no especializados, supone un elemento que ayuda a llevar el aglutinador estilo de la banda al siguiente nivel, allí donde conviven el Metal Extremo del Inner Circle, el visceral Industrial de Godflesh, la pesadez de Neurosis y los sucios riffs de Noise de Sonic Youth.

Anuncios