Anuncios

Mar Otra Vez se reunirán en 2015 con motivo del 30º aniversario del primer mini LP

“mar-otra-vez-reunion.jpg” src=”http://img.hipersonica.com/2014/07/650_1000_mar-otra-vez-reunion.jpg” class=”centro_sinmarco” />

Tengo el placer de anunciarles que habrá reunión de Mar Otra Vez en 2015, con motivo del 30º aniversario del primer Mini Lp

Ya es oficial. Mar Otra Vez se reunirán en 2015 con motivo del trigésimo aniversario de su primer mini LP, No he olvidado como jugar embarrado/Fiesta del diablo y el cerdo (Grabaciones Accidentales, 1985). Javier Corcobado lo anunció ayer en su perfil de Facebook. No hay más datos, ni qué formación será la que se reúna, ni si por fin se reeditará la discografía de esta banda que por primera vez en España aunó las influencias de la no wave neoyorkina, con James Chance & The Contortions como grupo de cabecera, el estallido vocal de Alan Vega en Suicide y el after-punk/blues de The Birthday Party, formación australiana liderada por Nick Cave.

Cuatrocientosveintinüeve Engaños, la antesala de Mar Otra Vez

Mar Otra Vez era la sucesora de una formación mítica de la Movida Madrileña, Cuatrocientosveintinüeve Engaños, afín a La Fundación, y que por ironías del destino dejó sin publicar el EP que habían prometido. Eso sí, tocaron en la mítica Sala Rock Ola de Madrid, en dos ocasiones. Su maqueta grabada en 1983 en el estudio Colores de Mejorada del Campo esta accesible en Internet.

Ambas bandas pivotaban en torno a la figura icónica de Javier P. Corcobado, un inquieto tipo nacido en Francfort en 1963, seguidor de la vanguardia alemana liderada por Einstürzende Neubauten y Abwärts).

Mar Otra Vez y la icónica figura de Javier P. Corcobado

Mar Otra Vez se formó tras volver Javier Corcobado de la mili después del verano de 1984. En su primera formación estaban el ex La Fundación, Julián Sánz (bajo, percusión violín) y Javier Rodrigo (guitarra), ambos ya estaban en la última formación de Cuatrocientosveintinüeve Engaños, Andrews Wax (teclados) y Luis Corchado (batería).

Su primera maqueta data de septiembre de 1984. Se grabó en Estudios Edyson e incluía cuatro temas: ‘Jonás’, ‘Una mujer y su puñal’, ‘Muchos dicen que todo se estira’ y ‘Mar Otra Vez’, canción que daría nombre a la banda cuya letra decía: “Mar es como mar y rehúye la quietud y la calma”.

No he olvidado como jugar embarrado/Fiesta del diablo y el cerdo, el debut (1985)

Muy pronto sus contactos, sobre todo los de su mánager y amigo Jesús Rodríguez, les puso en contacto con Alfonso Pérez, director de GASA. Él vio el potencial que tenía la formación y les propuso la grabación de un mini LP en marzo de 1985.

No he olvidado como jugar embarrado/Fiesta del diablo y el cerdo es un disco rompedor incluso a la luz de 2014. Incluía ‘He’, el clásico regrabado del grupo ‘Jonás’ y ‘Curiosos’, y en la Cara B ‘Canción pequeña II’, ‘He matado a mi hermana’ y ‘Ladra’.

‘Canción pequeña II’, no desapareció del repertorio de directo en las siguientes encarnaciones de Javier Corcobado e incluso la regrabó en Corcobator (REFTOS, 1999). Este mini LP se presentó en la galería Moriarty de Madrid con la actuación en directo de Mar Otra Vez y lectura de poema del líder de la banda a cargo de Agatha Ruiz de la Prada. La invitación de este evento la compartió ayer Javier para ilustrar ese relevante anuncio. Curiosamente en ella se mencionaba “habrá vodka a go-go”.

El proyecto nacía con estrella. La banda sonaba en la radió pública, Radio3, actuaba en directo en locales como Espacio P y era una de las enseñas de la cosmopolita capital del país. Pero la personalidad tan variable de Javier Corcobado, no vamos a dar detalles ya conocidos por todos, provocó la disolución de esta primera formación Mar Otra Vez.

¡ABRRR! — Aviador Dro contra Mar Otra Vez (1986)

Enseguida, volverían en formato de trío con Javier P. Corcobado (voz, saxo tenor y trompeta) como nexo de unión con Luis Corchado (batería y percusión) y Gabriel Arias (guitarra), ex componente de La Caída de la Casa Usher.
Este 12” se grabó según una fórmula que ellos mismos explicaban en el insert del disco:

Mar Otra vez, el grupo más arriesgado y excitante del panorama musical han alternado la grabación de su fabuloso 2º álbum, con la inenarrable experiencia de ¡ABRRR!: el primer disco grabado según la fórmula de “Inserción Recíproca” ideada por El Aviador Dro y expuesta (vagamente y de forma ambigua) en su Futurevista Intonarumore (Que casi nadie tendrá).
Esta fórmula era la siguiente:

Téngase un grupo A lo suficientemente enloquecido y otro B igualmente bárbaro y osado.
Hágase grabar al grupo A las bases de uno o más temas de forma caótica y con mala leche. Intentando hacer lo más difícil y sorpresivo.
Hágase grabar al grupo B, aparte y sin saber lo que ha hecho el grupo A, de la misma manera.
Cámbiese los Máster y las bases y hágase terminar a traición, en el estudio y sin tiempo para prepararlo, a cada grupo las bases del otro.
Incítese a cada grupo a llevarse el gato al agua, intentar que todo quede en su terreno y con su sonido.
El resultado será…

Pues estos cuatro temas. En la cara Dura: ‘¡ABRRR!’ y ‘Hacia las nieves del Kilimanjaro’, y en la cara Mucho Morro: ‘Siento como todo se alarga’ y ‘Morder acertijos’. Una majarada a la que todavía hoy cuesta mucho hincarle el diente y que, como el resto de discos de Mar Otra Vez, es muy buscada por los coleccionistas.

Edades de Óxido (1986)

Mar Otra Vez grabó a la par que ¡ABRRR! en los estudios Duplimatic su segundo mini LP. Seis canciones bajo el título de Edades de Óxido producido por Félix Arribas, ex batería de Los Pekenikes.

En esta ocasión asistimos a unos Mar Otra Vez más domesticados, más poéticos y minimalistas. No hay esa violencia extrema aunque hay gritos desaforados como de poseídos en el tema que da título a este mini LP, Edades de óxido. Por el camino se bajó del carro Luis Corchado, siendo sustituido por Alejandro, batería de La Fundación.

Como primer y único single del mini LP se extrajo ‘…De belleza’ con una superior e incendiaria versión de ‘Sex Machine’, de James Brown en la cara B. Ahí vemos por fin a uno de los artistas de referencia de Javier Corcobado.

Aunque de esos seis temas yo me quedo con ‘(No lo vamos a hacer)’, tema que cierra la cara B y el disco. Se trata de un tema de pura poesía con una melodía sostenida por una guitarra misteriosa en bucle, envolvente.

La vida de Javier Corcobado seguía siendo caótica. Vivía en el caos y comparte piso con Gabriel Serrano en el barrio del Carmen; pero de repente le da el siroco, abandona el trabajo de delineante, la profesión que le da de comer, y se traslada a Utiel (Valencia) con Serrano, una de las muchas huídas hacia adelante del artista a lo largo de su carrera.

Algún paté venenoso (1987)

Mar Otra Vez tal y como lo conocíamos ya no existía. En Valencia encuentran una sección rítmica poderosa: Luis M. González (bajo) y Víctor Royo Enguix (batería) con quienes se lanzan a ensayar nuevo material a finales de 1986. 
De ahí saldría el primer álbum de Mar Otra Vez, diez temas bajo el título Algún paté venenoso, que se grabó en febrero de 1987 también en Duplimatic.

https://www.youtube.com/watch?v=ont_o8vQ6Sw

En este trabajo vemos a un Corcobado más visceral, con algunas letras gloriosas como la de ‘El sombrerero loco’ o ‘Nena, somos los reyes de la basura’. El grupo como siempre no tenía límites, cada canción es un mundo y en directo crecía como si se le incorporara un líquido lavavajillas.

Miércoles cercano al infierno (1987)

Del elepé se extraería el maxisingle ‘Miércoles cercano al infierno’, con este tema de blues sucio y bailable, trasunto de la música de la ruta del bakalao que comenzaba a ponerse de moda entonces. El personal e intransferible estilo de Mar Otra Vez en este primer y último elepé lo definió muy bien José Luis Fernández Abel, crítico musical y líder de Alphaville:

Desquiciado, desquiciante, ruidoso, caótico, doloroso, radical, paranoico, imposible, vertiginoso, porcino, repulsivo, insultante, anguloso, cacofónico, monolítico, letal, amargo, cínico, ruinoso, abrasivo, crispado, chirriante, neurótico, infernal, patibulario, caníbal, borracho, abollado, putrefacto, incestuoso, asesino, bárbaro, desmesurado, cortante, cirrótico, grosero, histérico, veloz, suicida, loco.

Todo eso y mucho más, porque Javier Corcobado volvió a Madrid aquel mismo año 1987 y disolvió la banda. Era el fin de Mar Otra Vez y casi fue el fin de su vida tras arrojarse una noche al vacío una noche desde un quinto piso del barrio de Salamanca. Milagrosamente cayó encima de un coche y solo se rompió la pelvis. Su siguiente aventura sería Demonios Tus Ojos, un proyecto igual de interesante que el de Mar Otra Vez. Pero esa es una historia que contaremos otro día.

Anuncios