Anuncios

Audrey Horne — Pure Heavy

A pesar de lo que uno pueda intuir con una propuesta tan facilona como la que poseen Audrey Horne, no estamos ante un grupo superventas que llene estadios con personas deseando gritar como posesas unos estribillos coreables y llenos de épica. Les ha jugado una mala pasada el estar en el lugar equivocado en el momento equivocado. Porque no son una pandilla de jovenzuelos norteamericanos, son noruegos, y no viven en los finales de los ochenta o principios de los noventa donde lo hubieran petado seriamente, les ha tocado vivir en 2014.

Y aun así, su empeño es firme y ellos ponen la mano en el fuego por una propuesta que bebe sin tapujos del Heavy Metal ochentero de birra en mano y parches en el chaleco, combinado con varios elementos del Rock noventero y melódico. La injusticia en el mundo del Rock, que permite a gente como Slash repetir riffs y solos sin gracia y le da importancia a las palabras de un chocheante Gene Simmons que se cree que porque su banda lleve años muerta el Rock también, y sin embargo discos tan divertidos y vibrantes como Youngblood (2013, Napalm Records) no terminan de llegar hasta donde deberían.

Audrey Horne, más Heavys y más ochenteros que nunca

Pero eso tampoco les frena y siguen fieles a su estilo que tanto disfrutan tocando con la esperanza de que el público de sus conciertos cante fuertemente sus canciones y haya alguna que otra chica esperándoles en el camerino. Ya veis que no todos los artistas de Black Metal (recordemos que estos músicos provienen de bandas como Enslaved o Gorgoroth) se centran únicamente en grabar y tocar música como si lo hicieran en una caverna. Y por si no quedaron bastante claras sus intenciones en el pasado, ahora buscan reafirmarlas en su quinto disco de estudio.

Pure Heavy es Audrey Horne manteniéndose en sus trece. O los tomas o los dejas, porque ellos seguirán hasta que el cuerpo aguante

Pure Heavy (2014, Napalm Records) nos ofrece justo lo que podemos esperar viendo lo mostrado en su anterior disco, leyendo declaraciones previas al lanzamiento o simplemente atendiendo a su título. O lo tomas o lo dejas, porque está claro que Audrey Horne están más que empeñados en continuar por esta senda mientras el cuerpo aguante. Los que no comulgaron con su trabajo el año pasado se pueden dar la vuelta y seguir navegando por Hipersónica porque esta crítica no es su sitio.

https://www.youtube.com/watch?v=ShuaLjOH3Zk

Sin embargo, si eres capaz de disfrutar de una buena dosis Heavy Metal/Hard Rock sin pretensiones y con mucha diversión en su ejecución, ponte cómodo porque te esperan más de cuarenta minutos de disfrute a base de riffs directos al gaznate y estribillos llenos de épica. La reinvención de la rueda no entra dentro de sus esquemas y nos ofrecen un trabajo en la misma línea que su predecesor, lo cual puede hacerles perder impacto y capacidad de sorpresa pero lo compensan con una notable ejecución y mucho buen rollo.

7/10

Por ponerle alguna que otra pega más sustancial, sí que es cierto que en este Pure Heavy faltan unos cuantos himnos incontestables como los que poseía su disco anterior. Temas que posean dicha categoría de ser momentazos para venirse arriba durante sus directos quizá solo haya un par. Uno indudablemente sería ‘Waiting for the Night’. A eso habría que sumar un par de cortes de relleno, pero por el resto resulta un disco entretenido y animado. A ver cuantas canciones de 2014 transmiten tantas ganas de pasarlo bien como ‘Out of the City’, que consigue sacar sonrisas hasta a los más duros vikingos del Norte.

Anuncios