Anuncios

Los mejores discos internacionales de 2014 (II)

Segunda tanda, después de los diez primeros discos. Tenemos: uno de los mejores discos Metal del año, dos pruebas vivientes de que la experiencia es un grado y de que la juventud es un estado mental, Jazz, Jazz y Electrónica, Electrónica, el para algunos mejor disco de psicodelia garagera del año, el para algunos mejor disco del año, en general, el que podría ser el mejor disco del año si alguien le prestara más atención y el formidable debut de un grupo argentino. Psicodelia, Soul, Neofolk y Rock viejo que suena a todo lo que está mal en este mundo y que sin embargo se las apaña para sonar bien. Sin más, del 40 al 31.

40. Conan — Blood Eagle

“Mientras que los antiguos miembros de Sleep se decidieron por otros menesteres diferentes (aunque no demasiado) a los de sus orígenes y otras leyendas como Electric Wizard parecen conformarse con repetir una y otra vez el mismo disco anodino, alguien tiene que optar al trono de esa división o perspectiva del Doom. Conan parecen ser unos candidatos bastante sólidos para ello sin continúan por la mastodóntica senda cuyo punto de partida debe ser este Blood Eagle”. (Black Gallego)

Una canción: ‘Foehammer’

39. Sharon Jones and The Dap-Kings — Give the People What They Want

“Give The People What They Want es el álbum que cualquier aficionado al soul clásico le gustaría ver publicado en 2014. Homenajes a Motown, Stax, ritmos funk, baladas, metales que valen su peso en oro y una producción excelsa de Bosco Mann, que no nos olvidemos junto a The Dap-Kings grabó Back To Black de Amy Winehouse, son los alicientes de este quinto álbum de estudio de esta formación de Brooklyn”. (Víctor R. Villar)

Una canción: ‘Stranger to My Happiness’

38. Luke Haines — New York In The 70s

“Y en 2014 se ha lanzado a hacer el ‘Por favor, mátame’ de su carrera. Y le ha salido tan redondo como casi siempre y tan apegado a sus creencias como todos sus discos en solitario: Susurros maliciosos, glam pop oscuro, tachuelas en vez de eyeline. Se muere Lou Reed y Haines le hace el jitazo mantra de 2014, porque hay gente de la que pocas cosas más se pueden decir que su nombre”. (probertoj)

Una canción: ‘Lou Reed Lou Reed’

37. BADBADNOTGOOD — III

“La propuesta de BADBADNOTGOOD no entra dentro de la vertiente más tradicional y clásica de la corriente del Jazz. Van a fuego lento, como el Coltrane de My Favourite Things, y por el camino se va colando elementos de electrónica, suavemente y siempre fuera de lo evidente. No es un caso más de Electro-Jazz, sino que este trío lo hace mirando al Hip Hop instrumental, sin llegar al extremo de parecerse a DJ Shadow”. (Black Gallego)

Una canción: ‘Triangle’

36. Ben Frost — A U R O R A

“Porque A U R O R A no es un álbum que simplemente puedas escuchar, es algo mucho mayor. Mientras contemplas A U R O R A este te va atrapando lentamente, se adueña de cada parte de tu cuerpo y la gobierna irremediablemente. Ben Frost no se ha conformado con firmar una pieza de increíble exquisitez técnica, sino que conecta a muchos otros niveles más psicológicos, más internos, más viscerales”. (Black Gallego)

Una canción: ‘Sola Fide’

35. Flying Lotus — You’re Dead!

“Al analizarlo en conjunto, lo que el cuerpo nos pide es que el álbum hubiera tenido más de esa brillante locura jazz de sus comienzos, porque es ahí donde nuestros sentidos se muestran más excitados y agradecidos ante lo que nos rodea. Pero del mismo modo que en la vida hay luces y sombras, vida y muerte, Flying Lotus nos lleva de la mano hasta la cara más oscura de la música, consciente de que nos mostraremos reacios a adentrarnos en ella”. (Gallego)

Una canción: ‘Never Catch Me ft. Kendrick Lamar’

34. King Gizzard and the Lizard Wizard — I’m In Your Mind Fuzz

“Su diversión no conoce límites, y ojalá no los conozca nunca. King Gizzard and the Lizard Wizard vuelven a lograr un disco con el que volar alto y sin motor, pero sin perderse entre las nubes. Disfrutar de esa sensación revigorizante que llena tus oídos al darle al play y se traslada al resto de tu cuerpo, a tus pulmones, a tus extremidades, a tus visceras retroperitoneales. Y sí, también a tu mente”. (Black Gallego)

Una canción: ‘Cellophane

33. The War on Drugs — Lost in the Dream

“Por aquí se pasan Dylan, Fleetwood Mac y hasta Mark Knopfler y sin pedir perdón en absoluto. Es verdad, eso sí, que no se trata de un ejercicio mimético ni mucho menos: Granduciel parece tener un enfoque enormemente pragmático que le lleva a analizar cada influencia y extraer de ella aquello que le interesa para un fin concreto y llevándolo todo a una política de comunes denominadores que evita el olor a rancio y facilita puntos de encuentro”. (Poliptoton)

Una canción: ‘Red Eyes’

32. Cult of Youth — Final Days

“Final Days es un disco muy, muy interesante. Su coartada apocalíptica se desarrolla a las mil maravillas en sus mejores momentos. Aquellos pasajes que no están a la altura, pocos, dado que se trata de un disco no demasiado largo, no caen en un pozo de desdichas poco inspiradas. Cult of Youth se han mejorado a sí mismos, a todas sus facetas, a todas sus recetas, y el resultado es un trabajo estupendo”. (Mohorte)

Una canción: ‘Down the Moon’

31. Hijo de la Tormenta — Hijo de la Tormenta

“Todo esto se manifiesta con especial relevancia en ‘Alienación’, abierta con un discurso de Durruti. La enorme variedad estilística de Hijo de la Tormenta, su manejo perfecto de las secciones instrumentales y vocales, su vibrante y su capacidad para mantener el listón durante todo el disco — asunto no menor si tenemos en cuenta la larga duración de las canciones — hace de ellos un grupo con todo el futuro por delante. Son buenísimos”. (Mohorte)

Una canción: ‘Alienación’

Anuncios