Anuncios

Entrevista a Mourn: “No sé si hemos digerido todo esto”

Las cosas les han ido tan rápido que han pasado de ser una relativa sorpresa, una irrupción inesperada, a uno de los grupos españoles con mayor proyección internacional. Y todo eso en apenas unos meses. Mourn, el cuarteto catalán que lo han puesto todo patas arriba con su disco de debut, estrenan el mismo en EEUU el día 17 del presente mes, nada menos que vía Captured Tracks (Mac DeMarco, DIIV, The Soft Moon, Wild Nothing). Motivo más que de sobra, entre muchos otros, como para interesarnos por lo que podían contarnos sobre todo el lío este que se traen montado. Hemos charlado con Jazz Rodríguez, vocalista del grupo, sobre sus inicios, los nervios, las expectativas y lo desconocido.

Hipersónica: ¿Cómo empieza todo esto? ¿Cómo nace Mourn?

Jazz: Empezó hace dos años, cuando conocí a Carla en el instituto. Estábamos estudiando bachillerato y no conocíamos a nadie en clase. En seguida vimos que a las dos nos molaba la música, nos hicimos amigas y eso, pero en realidad no fue hasta un año después que decidimos montar un grupo. Fue muy espontáneo, quedábamos para tocar covers, dibujar o comer croquetas de su madre, que estaban muy ricas (risas). Un día compusimos una canción, y nos dijimos que teníamos que hacer más, montar un grupo. Escogimos el nombre al azar, abriendo el diccionario, y salió Mourn. Empezamos a componer como locas, y cuando tuvimos unos diez temas, decidimos grabarlos, pero no teníamos ni bajista ni batería. Yo conocía a Antonio, nuestro batería, porque iba a mi clase desde los 12 años. Pero él es muy bueno tocando, y yo, antes de Mourn, no me veía a su nivel. Tras ensayar con Carla empecé a creer que ahora sí querría tocar conmigo. Además, como mi hermana toca el bajo, pues empezamos a ensayar los cuatro, y a grabar los temas con batería y bajo. Y así fue todo poco a poco… Bueno, no tan poco a poco.

HS: ¿Dónde os juntábais, y dónde grabásteis?

Jazz: Nos juntábamos en mi casa, que tengo una batería y amplis. Para ensayar para el disco fuimos a un local de ensayo, del que nos echaron porque no pagábamos. Para grabar el disco fuimos a Arenys de Mar. Grabamos con Lluís Cots, batería de Madee, y que fue profesor de batería de Antonio. Fue fantástico, lo grabamos todo en directo, sabía por dónde queríamos ir y todo, a la hora de mezclar y eso, fue muy agradable.

HS: Editáis dentro de Sones, y en muy poco tiempo llegáis a lo grande, con un golpe sobre la mesa muy contundente a pesar de vuestra edad. ¿Cómo se digiere esto de llevar tan poco tiempo y ser tan piropeado por todas partes?

Jazz: No sé si se ha digerido. Al principio no te lo crees… ¿Qué me está diciendo el señor este de Pitchfork que me ha puesto el Best New Track? ¿Qué está pasando? Era muy fuerte. De hecho me acuerdo cuando recibimos el e-mail de Mike Sniper que nos quería sacar en EEUU. Llamé a Carla para ver si lo había leído, y me dijo que sí, pero que no sabía quién era ese hombre. “Ya, yo tampoco, pero que dice no se qué de sacarnos en EEUU”, y flipábamos un poco. Le pasamos el contacto de Víctor, de Sones, que fue quien nos dijo que era el de Captured Tracks, así que entramos en la página y vimos que llevaban a Mac DeMarco, DIIV, Beach Fossils… En ese momento miraba a Carla y pensaba: ¿es broma?

HS: O sea, que en un principio, cuando leéis el mail de Captured Tracks, no entendéis la magnitud que está alcanzando todo esto.

Jazz: Claro, ves que es un señor quiere sacar tu disco allí, y te dices que vale, que muy bien. Pero no imaginas que es de una discográfica tan importante, y que además de lanzar el disco quiere llevarte de gira por EEUU, está interesado en hacer cosas contigo, en firmar un contrato por varios discos… Entonces ves que esto ya es otro nivel al que creíamos en un primer momento. De hecho, Antonio, nuestro batería, flipó mucho. Él tiene otro grupo, y nos dejó claro que, si coincidía un concierto de ambas bandas el mismo día, tendría que dar prioridad a su proyecto anterior, en el que lleva siete años y, además, es con su hermano. Pero claro, cuando ocurrió todo esto pensó “mierda, esto se ha puesto serio”.

HS: O sea, que ha cambiado eso ya, ahora si coinciden dos conciertos se irá con vosotras.

Jazz: (Risas) Bueno, supongo que ahora intentará por todos los medios que no coincidan las fechas.

FelipeHernández1

HS: A pesar de vuestra edad, de que seais tan jóvenes, vuestra música recuerda mucho más a los ’90, o principios de este siglo, cuando apenas habíais nacido. ¿Cómo llegáis a esas influencias? ¿Qué grupos os dan ganas de hacer algo por vosotras mismas?

Jazz: Sobre todo en el caso de Leia y mío, pues era fácil. Nuestro padre tenía un montón de CD’s y vinilos. Entonces entrabas en su habitación y tenía una pared llena, desde el suelo hasta el techo, de discos que escuchar, de mil grupos. Piensas: “Ostras, yo aquí tengo una mina de oro”. Es el hecho de empezar a sentir la curiosidad de a ver a qué suena esto, y empiezas a investigar más, y empiezas a escuchar más grupos que te gustan. Y nuestro padre al ver qué grupos te gustan te va recomendando otros…

HS: O sea, que aquí no se dio el caso de que lo que le guste a mi padre no puede gustarme a mí.

Jazz: No, esa rebeldía típica de la juventud en nuestro caso no existe. No buscamos ser rebeldes, buscamos lo que nos gusta. Si nos gusta lo mismo que le gusta a nuestro padre, en realidad de puta madre, porque tenemos muchos recursos para escucharlo. Además, ahora los jóvenes tenemos internet, donde podemos escuchar toda la música que queramos. Lo que pasa es que muchos se conforman con lo primero que les echan a la cara, pero luego algunos profundizan, buscan mil cosas.

HS: Lleváis un tiempo tocando, pero ahora la cosa se pone muy seria. Llegan los festivales grandes… pero imagina que os dejan tocar con quien os dé la gana, telonear a cualquier grupo que os apetezca, ¿quién sería?

Jazz: Creo que Carla estaría de acuerdo en que fuesen Sleater-Kinney. Tocan en el Primavera Sound, creo que no coincidimos de día y las iremos a ver.

HS: ¿Qué tal el disco nuevo? ¿Os ha gustado?

Jazz: Sí, tengo que escucharlo más, tiene un rollo un poco diferente a lo anterior, pero me gusta.

HS: El martes que viene (17 de febrero) lanzáis en EEUU. Tenéis ya programadas cinco fechas, sobre todo en New York y San Francisco. ¿Cómo se puede compatibilizar esto con la vida de estudiante? ¿Habéis encontrado talante colaborador en los profesores?

Jazz: Intentamos que no coincidan conciertos entre semana. Buscamos festivos, fines de semana, pero claro, siempre hay algo que coincide con la escuela. Por ejemplo, cuando fuimos a TV3 tenía que ser entre semana. A base de llevar justificantes y tal te van entendiendo, pero yo tengo bastantes problemas, porque en el grado que estoy haciendo la asistencia es muy importante, si faltas mucho te pueden suspender. He ido hablando con profesores, y si avisas, te van pasando el temario, y siendo comprensivos, pero es complicado.

https://www.youtube.com/embed/hI_vZqDlJSY

HS: Además de EEUU, aparecen fechas en Londres y algún festival grande, como Primavera Sound y Vida Festival. Pero apenas hay conciertos en salas del resto de España programados. ¿No va a haber gira a la vieja usanza, recorriendo un buen puñado de ciudades?

Jazz: De momento no tenemos fechas, pero está claro que lo haremos. No sé cuándo, pero lo haremos.

HS: Sin embargo sí habéis tocado ya algo por fuera, por ejemplo en Holanda. ¿Habéis notado mucha diferencia entre tocar aquí y hacerlo en el extranjero?

Jazz: La diferencia es que tienes que concentrarte a la hora de hablar con el público porque tienes que hacerlo en inglés (risas). No creas, me sorprendí porque me salió bastante bien. Aquí te sale más natural, te apetece. Allí también pero claro, en otro idioma… Pero tuvimos muy buena acogida, había gente que hasta se sabía las letras, y flipábamos un poco.

HS: Al final lo que decías de internet, ¿no? Que es más fácil que os escuchen previamente.

Jazz: Sí, en realidad fue como tocar aquí, pero con gente que no hablaba tu idioma. En Madrid fue mucho mejor. Mira, nos pasó una cosa. Estábamos tocando el sexto tema o así, y en la entrada nos confundimos y no entró bien ninguno de los cuatro. Y de entre el público escuché a uno que decía: “Tranquilas, que estamos en casa”. Y pensé que era verdad, que aquí puedes ser tú mismo, que no pasa nada. Fuera también, pero aquí es como que te acogen y te abrazan.

HS: Por último, se dice que Julio Iglesias se puso algo celosón cuando Enrique empezó a petarlo casi más que él. No pasará lo mismo en casa de Mourn, ¿verdad?

Jazz: (Risas) No, no, para nada. De hecho nos anima mucho y nos da muchos consejos. Quiere que esto salga bien, que nos vaya muy bien.

Foto portada: Iván Castellano
Foto texto: Felipe Hernández

Anuncios