Anuncios

Mikky Ekko — Time

Parece mentira que alguien que lleva lanzando EPs desde 2009 no se haya decidido a debutar hasta ahora, a principios de 2015. Más, cuando hablamos de quién es la parte más que importante en el hecho de que Rihanna haya más de 8 millones de copias de un sólo tema, como ‘Stay’.

Porque, para quienes no sepan mucho de él, de John Stephen Sudduth, un tipo de Lousiana que se hace llamar artísticamente Mikky Ekko, él es el responsable de dicho hit de la de Barbados, aunque ha lanzado 4 EPs hasta ahora, momento en que Time, su debut en formato largo ha visto por fin la luz.

Mikky Ekko: sobreponerse al síndrome del one hit wonder

Pero, posiblemente se debe a que Ekko es una de esas personas con la cabeza en su sitio, a las que la fama les da un poco de repelús y que necesitaba dar un paso atrás para asimilar lo que significaba un salto espacio-temporal como el que supuso para él ‘Stay’. Tiempo. De eso se trataba y de eso se ha tratado su primer álbum, Time.

https://www.youtube.com/embed/e0RFirBWQsE

Y le agradecemos que se lo haya tomado. Que se haya retirado y que haya vuelto con las pilas cargadas y con todos los instrumentos bien afinados, porque su primer álbum viene a confirmar a un hitmaker, más que en potencia, de facto.

No sin ayuda, eso sí. Porque para redondear su primera colección de canciones, un total de 12, se ha rodeado de gente con experiencia en eso de los hits mainstream, como el ubicuo Ryan Tedder de OneRepublic, Dave Sitek, Stargate, Clams Casino, Blood Orange o Benny Blanco.

https://www.youtube.com/embed/zzMdwXACuY4

Con una nómina como esta, está claro que las influencias que se escuchan en Time son variadas. Casi tanto como los estilos que se han metido en la batidora. Así, de temas simplemente pop bastante animados, se pasa a los medios tiempos y las baladas y se bordea el rock, para entrar en algunos momentos en el R&B, pero sobre todo, con igual acierto en casi todo lo que se aborda en estos 12 temas, dejándonos un disco sin rellenos innecesarios.

Time: tiempo al tiempo para obtener resultados

Desde el enérgico y dramático arranque con ‘Watch Me Rise’ con el triunfo por encima de las adversidades como temática hasta las baladas y medios tiempos en clave soul, como ‘Love You Crazy’ o ‘U’, Ekko es capaz de imprimir sello propio a canciones que en manos de otros sonarían a trillado. De hecho, en estas mismas, en la divertida y optimista a la vez que ominosa ‘Smile’, o en la rockera ‘Riot’, el americano es capaz de caminar con un un pie en la senda indie y el otro en la mainstream al mismo tiempo y sin trastabillar.

https://www.youtube.com/embed/FEvXzSXUEao

Mourning Doves’ o ‘Time’ muestran mejor la cara triste y melancólica que también flota en todo el disco. Tristeza que también está presente en ‘Comatose’, aunque esta balada, junto con la más animada ‘Burning Doves’ muestran demasiado el sello de Ryan Tedder, y bien podrían haber llegado a formar parte de alguno de los discos de OneRepublic, hasta el punto de que, incluso la voz de Ekko hace confundirse con la del líder de la banda de Colorado Springs, si bien es algo fácil de perdonar gracias a la personalidad del “novato”.

Por esa misma vía transita otro medio tiempo, ‘Loner’, con el que se cierra el álbum, aunque en esta ocasión la voz de Ekko sí que se aleja lo suficiente de la de Tedder y el sabor que deja es suficientemente bueno como para querer dar al play de nuevo.

https://www.youtube.com/embed/l74swcuT50s

Mención especial merecen las letras de Sudduth, que aún teniendo todos los ingredientes para ser éxitos en radiofórmulas, no caen en los tópicos de éstos y tienen también la personalidad necesaria para destacar por sí mismas. Bien es cierto que algunos temas sonarían mejor en voces de alguna diva del pop, como era el caso del trillado ‘Stay’ “de” Rihanna, pero lo cierto es que junto a estas letras y con la voz de Ekko, la cosa funciona más que bien y el conjunto es muy sólido, dando la sensación de que, a pesar de ser un debutante, de que lleva en esto más tiempo del que realmente lleva.

7.6/10

En resumen, Time es un disco muy bien acabado, en el que los temas más animados dejan con ganas de más y se abusa de los medios tiempos y las baladas, aunque esto se perdona al ser estos lo bastante personales como para destacar sobre la media del mainstream. Toda una mezcla de estilos que evita poderlo encasillar demasiado y que deja claro el potencial del cantante y compositor. Lástima que en ciertos momentos parezca que estamos escuchando a otros artistas, que es lo que realmente le resta puntos a la nota final. Eso, y que no se haya obviado algún tema conocido hace ya demasiado tiempo.

Anuncios