Anuncios

Cuando la electrónica homenajea al rock: diez versiones

Remezclas, chunda-chunda y combustible para la pista de baile. Seguramente habéis escuchado en mayor o menor medida, en cualquier garito, cantidad de mixes y edits de clásicos del rock de diferentes etapas: que si Pink Floyd, que si esta de Red Hot Chili Peppers, que si aquél destrozo dubstep que le hicieron a los Beatles… La vida está llena de estos regalos de violencia sonora. Pero por suerte, también hay versiones electrónicas que merecen mención. Nada de remezclas, canciones clásicas llevadas al terreno electrónico por diferentes artistas, y siempre pasado por su propio filtro. Quizá algún sample, obviamente, pero nada de destrozos con vocales de helio que soportar de forma hercúlea. Un post en el que vamos a ver de todo, algunas versiones más curradas que otras, seguro que habrá quien piense que hay alguna aberración, pero hay temas sorprendentes, tanto por quién lo hace y a quién homenajea, como por el propio resultado. Si tenéis vuestras recomendaciones, estaremos encantados de conocerlas.

Atom TM — My Generation

https://www.youtube.com/embed/eoFR-ZPvL54

Qué mejor que la inteligencia y la sofisticación de la electrónica alemana para reinterpretar uno de esos himnos generacionales, con todo el sentido del término, de The Who. Una versión cañera, pero con estilo, tonteando con el electro, dejando paso a riffs de guitarra y con ese toque fiestero y buenrollero que tiene toda la pinta de ser una descarga de energía y adrenalina cuando Atom TM la pinche en sus sets. Desde luego, uno de esos temas para cerrar una sesión por todo lo alto y conseguir una sonrisa de oreja a oreja por parte del público.

Canción original de The Who

Tangerine Dream — Space Oddity

https://www.youtube.com/embed/f0DBlM2vs_o

Tangerine Dream publicaron un disco de versiones y en él no faltaron homenajes a grandes de la música. Entre ellos a Bowie, de quien escogieron, entre otras, la inmortal Space Oddity para darles su grandilocuente punto de vista. Aunque tampoco en demasía. También utilizaron instrumentos eléctricos para imprimirle un toque más cercano a la canción original, en vez de echarlo todo con los sintetizadores. Con todo, una versión respetuosa, lenta para saborearla mejor, y con el toque Tangerine para dejar su huella en la memoria de tan mítica canción.

Canción original de David Bowie

Alter Ego — Gary

https://www.youtube.com/embed/8Qd9U9BvxjM

¿Quién se acuerda de Gary Glitter, su peinado y sus estrafalarios trajes? Nadie. Y no mintáis. Por suerte, el dúo alemán Alter Ego tuvo la molestia de a partir de un sample de una de las canciones del susodicho, darle la vuelta a ese mismo tema y plasmar ese toque vibrante, potente, que te deja noqueado en sus picos de intensidad. Idas y venidas, jugueteo y recreación con el sampleo y un hit como la copa de un pino para poner en valor un proyecto con composiciones tan eléctricas como esta. Lástima que no sepamos nada más de ellos, salvo las andanzas en solitario de Roman Flügel.

Canción original de Gary Glitter

Drvg Cvltvre — Frost

https://www.youtube.com/embed/p0h109j0cBQ

Cuando decía más arriba que había cosas que no creeríais, al menos a priori, me refería sobre todo a esto. Un holandés de techno de pura cepa reivindicando al distinguido Dunedin Sound de la mano de uno de sus apóstoles, The Chills. Del jangle al techno y de Nueva Zelanda a Holanda. Un WTF del tamaño del Taj Mahal. Y sin embargo, una gratísima sorpresa. La música tiene estas pequeñas maravillas. A pesar de lo aguerridas que suelen ser las producciones de Drvg Cvltvre, con extremada delicadeza consiguió transmitir toda la armonía que los neozelandeses rezumaban en uno de sus himnos.

Canción original de The Chills

Solvent — Hung Up

https://www.youtube.com/embed/KmCfyEemtxc

Cómo lo petó Madonna con aquella canción, ¿eh? A su vez un homenaje a Abba con ese teclado del afilaor en ‘Gimme, Gimme, Gimme’. La propia canción de la americana ya está muy enfocada para el baile y el meneo del bullarengue. Pero ¿cómo podría molar más? La solución no puede ser otra: vocoder y más sintes al canto. Bucles de teclados propios de Solvent más una Madonna robótica haciendo el baile del Robocop. Nada puede salir mal. Y menos con un tema que concentra en su esencia a la propia diva pop, a Abba, al afilaor que te despierta por las mañanas y a un robot coreógrafo. Un guateque que no cabe ni en la cabeza de David Lynch.

Canción original de Madonna

Miss Kittin — Everybody Hurts

https://www.youtube.com/embed/pRIXRgsoZ7k

En su último -y nefasto- disco, Calling From The Stars (wSphere, 2015), la francesa Miss Kittin entendió que era momento de realizar una versión mediocre de uno de esos temas que no se deberían poder versionar por decreto: el Everybody Hurts de REM. A pesar de que es obvio que no se puede mejorar un tema tan desgarrador como el Stipe y los suyos, este cover tan minimalista se quedó en mera anécdota. Ya pillaba a la artista gala de vuelta, una vez pasada la fiebre del electroclash, por lo que tampoco iba a trascender. Y a pesar de todo lo bienintencionado que pudiera estar, el resultado salta a la vista. Pobre. Muy pobre.

Canción original de REM

Fischerspooner — The 15th

https://www.youtube.com/embed/GzuIn-qj_P8

Una canción a la que tengo un cariño especial. Principalmente porque llegué a Wire a través de esto. Curioso. Tanto como que un grupo como este hiciera una versión de uno de los grupos más emblemáticos -y a veces no lo suficientemente reivindicados- del movimiento punk. Dos conjuntos antagónicos por sus propuestas musicales. Y a pesar de ello, no supuso una barrera para que los norteamericanos no se atreviesen a hacer una versión de una canción tan majestuosa. Tan soberbia. El resultado, más que aceptable. Tratada con mucho cuidado y pasada por un filtro synth, también con su ambientación especial, nostálgica, en la que los teclados son los encargados de sustituir los riffs del grupo liderado por Colin Newman. Compro.

Canción original de Wire

Daniel Dexter, Markus Lange — Where Is My Mind

https://www.youtube.com/embed/K2p2AVGaWME

Hubo un tiempo en el que mi residencia habitual era Beatport. De allí empecé a escuchar cantidad de material que me ha derivado a muchas cosas que escucho hoy. De aquella época uno de mis fijos era el alemán Markus Lange con su techno melódico y gusto por sonidos exquisitos. Tanto, que se embarcó con su compatriota Daniel Dexter en un EP en el que incluían esta versión de Where Is My Mind?, tema con versiones para aborrecer de aquí al día de la nueva venida de Jesucristo o al lanzamiento del Half-Life 3. Una canción cuyo hilo conductor es el riff de Joey Santiago, como no podía ser de otra forma, y a la que imprimieron más distorsión para enfatizar ese sonido y que no quedara muy supeditado al fin de la propia canción: la pista de baile.

Canción original de Pixies

Lindstrøm — Little Drummer Boy (Short Edit)

https://www.youtube.com/embed/izeEibCeosM

Desde Low hasta nuestro Raphael, pasando por cualquier artista de provincias de algún país de nombre innombrable, todo el mundo quiere tener su versión de ‘El Tamborilero’. Y el noruego Lindstrøm no quiso ser menos. Con una versión de cinco minutos y otra de más de cuarenta, fue tan respetuoso con la versión original (que tampoco se sabe a ciencia cierta de quién es) que seguro que tu madre la disfrutaría si la escucha en Nochebuena, la fecha en que los villancicos usurpan todo el silencio que habita las casas el resto de días. Niños con tono casi de vocoder, efectos espaciales y con el espíritu de Nuestro Señor flotando en el ambiente. Así, sí. Vale, no es una canción nada rockera la que versiona, pero soportar tanto villancico en navidad sí es rock. Es hasta punk.

Villancico popular, aka El Tamborilero

Misstress Barbara — Dance Me To The End Of Love

https://www.youtube.com/embed/xsaxdFDAGik

Y me dejo esto para el final, simplemente porque me parece la mejor versión de las que he puesto. Un ejemplo claro de cómo transmitir todo el sentimiento de la canción original y llevarlo a un terreno electrónico, con excelente respeto y cambiando todo lo que transmite. Mientras que la versión original tiene un toque demasiado ochentero, aquí Misstress Barbara le pasa un tamiz más oscuro, en el que si sumamos su voz desnuda y desolada más el toque electrónico, elegante y magnético a la vez, el resultado es genial. De lo mejor que ha hecho. Y un final sin parte vocal, sólo con la sintonía que todo el rato conduce la canción. Elegancia pura.

Canción original de Leonard Cohen

Anuncios