Anuncios

Decibelios en concierto en Gijón (Sala Albéniz, 25–04–2015): el punk no ha muerto

Decibelios volvieron en 2014 para hacer cuatro conciertos únicos y exclusivos: Madrid, Bilbao y Barcelona. De aquellas actuaciones salió el CD+DVD ¡A por ellos!, recién editado por Maldito Records. Habían pasado 24 años desde que dijeran adiós en 1990, pero parece que aquello no quedó como una anécdota y la gira ¡Seguimos! puede que sea el anticipo de un nuevo álbum y novedades jugosas de estos pioneros del punk y el ska en este país. Anoche recalaron en Gijón, única fecha en el Noroeste y, aunque no he dejado de escucharlos en ningún momento, fue para mí un reencuentro con mis años mozos.

Decibelios, pioneros del punk y ska cuya propuesta no ha envejecido

Era una cita ineludible con un grupo que no ha perdido la mordiente ni el potente directo del que hacían gala en los ochenta. Fueron 90 minutos de emoción, diversión y subversión. Decibelios fue en cierta medida un grupo que no llegó a ser masivo en su momento y ese halo de mito y referente lo siguen teniendo.

No defraudó el cuarteto en esta actuación, la segunda en Asturias después de aquella inolvidable visita en junio de 1985 en la que compartieron cartel con Danza Invisible y otros grupos locales. Algunos de los que estaban anoche en la Sala Albéniz también había asistido a aquel recital en la plaza de toros de Oviedo, y no creo que salieran disconformes con el espectáculo.

El repertorio de Decibelios no ha envejecido, es más, muchas de sus letras son plenamente vigentes. El grupo planteó su concierto en tres partes; la primera y la última con repertorio punk y la central con una selección de sus canciones skatalitikas.

Su cancionero ha cambiado respecto al que plasmaron en su último álbum en directo. Incluso el número de temas ha aumentado considerable. ‘Piara indencente’ destapó el frasco de sus esencias punk y la intensidad no bajo ni un minuto con temas como ‘Dodot no ha muerto’, ‘Soc un upstart’, todo un alegato contra la opinión pública,’Fill de puta’, el himno ‘Jefe Tucanuto’ o ese ‘Exploited Klimbers’ en el que cambiaron la letra en el estribillo con un guiño a Asturias por “Naranjo de Bulnes, Picos de Europa”.

decibelios-gijon-albeniz-3

Ya con un saxofonista para reforzar a la banda en su vertiente ska. Recuperaron 11 canciones inolvidables de todas sus épocas: ‘Barna 92, ‘El seminarista y los boys scouts’, ‘Voca de dios’, ‘Ningún nombre de mujer’ ‘Vacaciones en el Prat’ o esa canción maldita como la definió Fray que es su versión de Antonio Machín: ‘Esos macarrones aún no están hechos’.

Para entonces, yo estaba frotándome los ojos y pensando si esto había sido un sueño. Y llegó la recta final y Decibelios echaron el resto: impagables ‘Matar o morir’, ‘Subversión’, ‘Botas y tirantes’ y ‘Viento de libertad’. Y de propina ‘Kaos’, ‘Oi!, Oi!, Oi!’ y ‘Canción de cuna’. Después de esto me reafirmo en lo que ya pensaba: Decibelios son un pedazo de grupo de directo. Gracias por haber vuelto.

Fotografías | Víctor R. Villar en Pinterest

Anuncios