Anuncios

Django Django — Born Under Saturn

Recuerdo perfectamente el momento en que dejé de ver True Blood: exactamente aquél en que me di cuenta de que me estaba empezando a aburrir. Y a ver, a una serie como ésa le podía perdonar todo menos que me aburriera: su principal función era el entretenimiento, la cháchara, el WTF continuo. Perdido eso, no había absolutamente ningún motivo para seguir adelante. Aburrirse no será nunca el objetivo de quien consume cultura, pero si la obra en cuestión no proporciona una diversión inmediata, que al menos aporte algo a otro nivel. De lo contrario, para qué sufrir. A semejante reto se enfrentaban los británicos Django Django tras aquel notable disco de debut que tantas alegrías (nominación al Mercury incluida) les dio hace ahora tres años, en 2012. Es inevitable que uno se acerque al disco calculadora en mano, echando cuentas, y que pida responsabilidades si éstas no salen.

https://www.youtube.com/embed/oACQyGiM9Lg

Porque sí, con sus ritmos locos, sus ecos a The Beta Band, su psicodelia deconstruida, su rock futurista y todas las historias que nos inventamos en su momento, lo que hacía especial a Django Django, el disco era su alegría, su hedonismo, su muy agradecido desenfado. Eran como unos Animal Collective que se podían escuchar sin traerse la lección aprendida de casa, sin tener que estudiar para entenderlos, para disfrutar bailoteando en vez de asintiendo muy intensamente con la cabeza. Ahí es donde falla este Born Under Saturn cuando no funciona, que es una parte considerable de su duración: Django Django no tienen otra vuelta, o al menos no parece que deban tenerla.

Y la cuestión es que en un primer momento pensamos que sí, como cuando escuchamos ‘First Light’, el que fue primer single de adelanto: menos evidente y más elaborado que todo lo que habíamos escuchado de ellos hasta el momento. Y funcionaba, hasta el punto de llegar a ser una canción con un empaque que ahora se echa de menos cuando se reescucha aquel debut. ‘Reflections’, segundo adelanto y sexto corte del disco, parecía profundizar en esa idea de que la única opción para ellos era el paso adelante, la mirada al frente y la búsqueda de ángulos nuevos.

https://www.youtube.com/embed/F9OkgFkzWFo

Pero escuchado el disco entero, parece claro que si la propuesta de Django Django tenía otra vuelta, la cosa tampoco daba para tanto. No desde luego para 56 minutos de música, especialmente para una segunda mitad de momentos realmente tediosos, con un puñado de canciones algo machaconas, casi siempre ligeramente alargadas y bastante intercambiables (quita de aquí ‘High Moon’ y ponme ‘4000 Years’, que total da la mismo) que dejan claro que enfocar bien este segundo disco era complicado y estos tipos no han destacado en la tarea.

6/10

Hay temas realmente inspirados (como esos dos singles) y otros que se salvan por los pelos cuando ya los dabas por perdidos (esa ‘Shot Down’ que tarda ¡tres minutos! en encontrar una idea buena de la que tirar) y eso lo salva de la quema, pero Born Under Saturn tenía que ser uno de los discos de este verano y desde luego que no lo es: le sobra desarrollo y le falta aquella espontaneidad tan refrescante de su antecesor. Es como si se hubiesen empeñado en que le faltaba una vuelta todo el rato cuando a lo mejor en realidad las canciones ya estaban hechas. Lástima, porque no andamos sobrados de propuestas tan disfrutables como la de su debut.

Anuncios