Anuncios

Francisco Nixon — Lo malo que nos pasa

Se ha hecho de rogar Francisco Nixon con su tercer elepé pero ya está aquí y lo hemos disfrutado a conciencia este calurosísimo verano. Porque las canciones de Lo malo que nos pasa son totalmente adecuadas para los tiempos estivales, disfrutables bajo una buena sombra en una sesión vermú o en esos atardeceres en el que a orillas del Mar Cantábrico tenemos que acudir a una chaqueta para no pillar un catarro.

El golpe de timón de Francisco Nixon

Francisco Nixon parece que ha mirado hacia delante y ha dejado aparcado la línea argumental que había iniciado en Es perfecta y que apuntaló con una mayor riqueza en El perro es mío. La ausencia de Ricardo Vicente en la alineación y la presencia, incomensurable de Linda Mirada en todo el disco, parece que han sido definitivos en ese golpe de timón.

Acaso por logística o por pragmatismo tampoco encontramos en los créditos de este álbum editado por Siesta a Paco Loco, compañero de fatigas Fran Fernández tanto en Australian Blonde como en sus anteriores referencias como Francisco Nixon.

Reivindicando el Sonido Costa Fleming

Su lugar lo ocupa Nahúm García, que ha sido el hacedor de un cancionero que reivindica aquel Sonido Costa Fleming, con un guiño en ‘Un paseo por La Costa Fleming’, que invadió España a finales de los sesenta y principios de los setenta. Nombres como Alfonso Santisteban, Rafael Trabuccheli o el mismísimo Augusto Algueró vuelven a la memoria al escuchar esos arreglos de cuerda, viento-metal y teclados que creíamos totalmente demodé.

‘Juventud’, original de los chilenos Tiza, es el ejemplo de lo que es capaz de Francisco Nixon en connivencia con Linda Mirada. Ella y su spoken word también es el valor añadido a un tema tan exclusivo y sofisticado como ‘Siempre es el cumpleaños de alguien’.

La capacidad del gijonés para componer jitazos de pop inmaculado

Algunas de estas nuevas canciones de Lo malo que nos pasa ya los habíamos escuchado en versión maqueta en el Bandcamp de Francisco Nixon entre octubre de 2012 y enero de 2014. Las nuevas versiones de estos cortes las ha enriquecido pero no han ocultado la capacidad del gijonés para componer jitazos de pop inmaculado.

Como testigo de todo esto tenemos a ‘Capitán Negrito’, dedicado a su amigo y compañero del alma Sergio Algora. Se inspiró en la letra de ‘Dos ostras’, tema incluido en Llamadas perdidas (Mushroom Pillow, 2004). El mismo nos contó en su blog la génesis de la canción:

La letra dice: “El capitán me gritó: ¡te quiero masticar!”, y Enrique Moreno (el batería de La Costa Brava) le pregunta un día a Sergio después de ensayar “Oye Sergio, ¿qué coño es eso de “El Capitán Negrito te quiere masticar?”, con lo que a Sergio muchas veces le llamábamos así, sobre todo cuando capitaneaba detrás de la barra del Bacharach. Por lo de que él era el capitán del barco en el Desembarco de Normadía, todo eso…

‘Lo malo que nos pasa’, que da título al álbum, era originalmente ‘En un vagón de tren’; y de él el propio Francisco Nixon nos contó:

He cometido la imprudencia de mezclar a Sabina y los Squeeze en una canción, espero que sepáis perdonarme.

La letra es tremedista, castiza y descarnada, un drama sentimental de pop marca de la casa con la impronta del Francisco Nixon más socarrón y de humor finísimo. Se trata de uno de los jitazos de este álbum que no nos defrauda salvo por el tema de cierre, también conocido, ‘Robando cobre’, en el que la letra quizás le ha quedado demasiado obvia.

‘Médico rural’ es otro de los hallazgos del pizpireto Lo malo que nos pasa. Pop de baile ultraperfecto que bien merecía una remezcla para romper la pista de baile. Los arreglos suman y no restan dentro del esqueleto pop de la canción.

Esa luminosidad pop la volvemos a encontrar en ‘Animador de crucero’, que sorprende por ese refulgente solo de guitarra, y ‘La vidente’, otro de los temas que ya conocimos en maqueta acompañados de ilustraciones naïfs de Susana López, editora de Desayuno Fanzine.

Y el disco no tiene desperdicio en su recta final: ‘Chicos bajos, chicas altas’ podría haber estado en alguno de los discos de Australian Blonde, mientras que ‘Vacaciones en Grecia’ revalida a Francisco Nixon entre los más excelsos compositores del pop español del siglo 21.

8/10

Y nos olvidábamos de ‘La empresa’, todo un derroche de percusiones de principios de los setenta, tributo a aquellos años en los que la brillantina, los pantalones de campana, las camisas horteras y las corbatas anchas hacían estragos en las discotecas. En Spotify tenéis el disco al completo. ¡A disfrutarlo lo que queda de verano, pero mejor en vinilo!

Anuncios