Anuncios

AFX — Orphaned Deejay Selek 2006–08

De nuevo volvió a llamar nuestra atención de repente, hace poco más de un mes, con un tuit y todo el despliegue de Warp en su página. Aphex Twin volvería a publicar nuevo material en esta nueva etapa en la que por fin ha empezado a compartir material inédito — lo estamos seleccionando, aquí y aquí, de momento — y a producir. Aunque lo que tocaba era otro EP. El segundo de este año, primero como Aphex Twin con Computer Controlled Acoustic Instruments pt2 EP (Warp, 2015) y ahora como AFX, de quien no teníamos noticia desde que finalizara la saga Analord con el volumen Analord 11 (Rephlex, 2005) en 2005; hace ahora diez años, y casi en el primer aniversario de su regreso. Así que siguiendo a la saga, esta vez toca material ácido.

Quitando esos temas inéditos que ha estado compartiendo en soundcloud — y donde está de momento lo mejor en esta nueva etapa — , hemos tenido como lanzamientos físicos su versión IDM más accesible con Syro, la más minimalista y disonante con Computer Controlled Acoustic Instruments pt2 EP y ahora llega el turno de la parte ácida con esta continuación de Analord, donde compuso verdaderas joyas, no sólo de acid, también de corte más ambiental o pura IDM. En Orphaned Deejay Selek 2006–08 (Warp, 2015), nos encontramos con el Richard más frenético desde su vuelta, no tan agresivo como en tiempos antaños, pero demostrando que aún tiene bastante que decir, y eso teniendo en cuenta que son producciones de hace casi diez años, grabadas poco después de publicar material con este alias.

AFX nos invita a un baño barbitúrico repleto de patrones marca de la casa, con líneas de percusión que llevan la batuta mientras van entrando cantidad de distorsiones o destellos ambientales, como pasa en el tema que nos da la bienvenida, ‘serge fenix Rendered 2’. Fiestas analógicas, como no podía ser de otra forma tratándose de Analord, y que juegan una vez más con estructuras contrapuestas en una misma canción, que es lo que ocurre en ‘oberheim blacet1b’, un laberinto ácido que va a la suya y que a la vez se ve envuelto en una inquietante capa de ambient. Fórmulas más que conocidas del irlandés, que son las que le han llevado a que estemos todos atentos cada vez que se suena los mocos.

Más acid marca de la casa para la parroquia

Estructuras que vuelven a tener su protagonismo en ‘simple slamming b 2’, con todo el olor a rave y desenfreno, y que sin embargo no son las únicas que existen en este EP — aunque son en las que más brilla — . También encontramos las típicas pistas muy cortas, como en su anterior EP, que más que productos acabados parecen experimentaciones con sonidos que han acabado publicados a modo de tema, cuando parecen simplemente uno de esos recursos que suele añadir en sus complejas melodías. Por lo tanto, poco ‘nuevo’ hay en este nuevo lanzamiento oficial de Richard D. James, pero es que lo único que tiene de nuevo es que se ha publicado, pues se trata de material de hace casi una década, y de temas que continuaron a la saga Analord, eso sí, parece que más depurados. Para los seguidores que prefieren la rama ácida de AFX, desde luego aquí tienen su buena dosis de loops ácidos, breaks relativamente frenéticos y atmósferas que jalonan las percusiones. Sin ser nada innovador, hay en la primera parte del EP muy buenas recreaciones.

7/10

En definitiva, buen material, porque es indudable que sus producciones siguen siendo únicas y siempre distinguibles dentro del panorama electrónico, pero que simplemente representan una desclasificación más de material dentro de esta nueva etapa en la que al fin está liberando canciones, viejas y relativamente actuales, durante un tiempo indeterminado, compaginando cuentas marcianas de soundcloud y la maquinaria de Warp. A día de hoy, es en estas primeras donde está todo lo que generalmente tus oídos han querido escuchar durante estos años. Pero aquí hay ácido y machaque para los más necesitados en la materia.

Anuncios