Anuncios

Lemmy Kilmister, el ocaso de una leyenda del rock & roll

Regrettably Motörhead have had to cancel their Dallas and Houston appearances. Saxon will still be playing in each city (please check local media for up-to-date venue information). Lemmy fully intends to resume touring duties as, and when, his doctors give him the all-clear. STAY TUNED FOR FURTHER UPDATES, and as always, THANK YOU for your support, understanding and good wishes.

Pues sí, ya lo comentamos a propósito de la cancelación de su concierto en Salt Lake City el pasado 27 de agosto, cuando llevaban cuatro temas, que en vísperas de la salida de su nuevo álbum, Bad Magic, la cosa no pintaba nada bien. Lemmy Kilmister, fundador, bajista, cantante y alma mater de Motörhead, no está bien de salud. Las fotos que se han filtrado no llaman a engaño y el vídeo captado por un fan en primera fila en su concierto en Austin el día 1 de septiembre dan mucha pena.

https://www.youtube.com/embed/cX7P6c0VwBQ

Aquella noche Motörhead habían tocado ‘Damage Case’ y ‘Stay Clean’ pero Lemmy no pudo casi ni empezar ‘Metropolis’. El día de Nochebuena cumple 70 años pero parece un anciano. Mr. Kilmister siempre fue una torre encima del escenario y escucharle decir “I Can’t do it” resulta muy triste. Y ese minuto final en este vídeo, en el que vuelve a escena con muleta y apenas un hilo de voz, debiendo ser ayudado por su equipo para volver a camerinos, es algo que nunca hubieramos querido tener que ver.

La causa aducida para que Lemmy dejara las tablas en la capital de Utah fue la elevada altura por encima del nivel del mar, pero fue una mentira piadosa; en Denver Motörhead cancelaron, pero también en San Antonio, Dallas, donde estaban anunciados para hoy viernes 4 de septiembre, y Houston, sábado 5.

Lemmy no está bien. En Austín se le vió fatigado y sin aliento, y como se aprecia en el vídeo sin fuerzas ni para cantar ni para tocar su bajo atronador. A la espera de una completa completa evaluación médica, habrá que confiar en que solo ha sido una contingencia y que la gira continuará el próximo 8 de septiembre en St. Louis. Pero me temo que no será así.

Sin ser agorero, y con todos mis respetos para una de las pocas bandas auténticas que quedan en activo dentro del circuito del rock & roll, casi sería mejor poner el pie a tierra, disculparse y cancelar los conciertos. Sería un alivio tanto para los fans como para los melómanos que llevamos décadas siguiendo a Motörhead.

Parece que es el ocaso de una estrella del rock & roll pero en estas cuatro décadas nos han dado muchísimas alegrías y hemos salido de sus conciertos con los oídos pitando. Quien tuvo retuvo, sí, pero cuando el cuerpo dice basta la mente tiene que seguirlo.

Anuncios