Anuncios

Monophonics — Sound of Sinning

“I don’t beliver” canta Kelly Finnigan (también a los teclados). Se lo puede cantar a la chica de los ojos que guardan la mentira y dan vida a la canción ‘Lying Eyes’, o seguir repitiéndolo de forma enérgica mientras su banda, Monophonics, sigue subiendo en popularidad y atención mediática. No se lo creerá, pero aquí hay calidad, hay una revisión de la Psicodelia, esta vez uniendo los terrenos del Rock y del Soul.

La fórmula es buena. La tienen en casa, en aquella California que durante los 60 vio cómo compaginaba sol con ácidos, Love y The Doors, Jefferson Airplane y Zappa, el Pop de pegada fácil y rápida, con The Beatles o Beach Boys como maestros, junto con un riff efectista (ellos citan a los Zombies y a Sly Stone como influencia), junto a los juegos vocales aprendidos de los Byrds y del Doo-Wop negro que por entonces también daba paso al Pop Soul de consumo masivo.

https://www.youtube.com/embed/wHEEOA1vpJI

La escena actual tiene un sitio reservado para ellos, más aún con los éxitos recientes de Tame Impala o sus colegas de ciudad, Foxygen. Lo bueno de Monophonics es que potencian el sonido negro en versión light. Un viaje al catálogo de Stax en ‘Hanging On’, los Temptations y sus dulces baladas de amor en ‘Strange Love’, oscuros e intimistas en ‘Too Long’, esta vez intentando acercarse (a lo lejos) a los falsetes y cambios de Curtis Mayfield, con el discurso de petición de ayuda aprendido de Otis Readding en ‘Falling Apart’, entre coros, guitarras lloricas y las cuerdas justas, esa voz quebrada en ‘Find My Way Back Home’ y el hit con los coros femeninos y la guitarra sucia de ‘Sound of Sinning’.

7/10

A Kelly Finningan le acompañan Austin Bohlman a la batería, Ian McDonald a la guitarra, Myles O’Mahony al bajo y Ryan Scott a la trompeta, estos tres últimos también aportan coros. Este Sound of Sinning debe ser su álbum de confirmación de la banda formada en 2005, el cuarto en la lista después de In Your Brain (2012, Ubiquity Records), Into the Infrasounds (2010, Ageless) y Playing & Simple (2007, Monophonic). Parecen haber encontrado respuesta a su pregunta “¿cómo alguien puede hacer siempre lo correcto?” y evitar así caer en la tentación.

Anuncios