Anuncios

Lapalux — Lustmore

Cómo hacer el álbum sin márgenes. Dibujar fuera de la cuartilla, inventarse los propios límites y proponerlo en un producto acabado para que se pueda consumir. A la dificultad de la entelequia inicial hay que sumarle esa comprensión, en casos aún más compleja. Por suerte para Lapalux el terreno por el que pisa lleva siendo alisado desde hace años.

Buena gana de irse al Krautrock, a Kraftwerk e incluso a la abstracción de la música concreta de Pierre Schaeffer. Un buen resultado final tiene tantas aristas como amplio sea el bagaje personal del oyente. El británico Stuart Howard podría dedicarse a analizar texturas y sonidos que a buen seguro estos llegan desde diversas épocas. Su segundo álbum, Lustmore, publicado de nuevo por Brainfeeder, tras su debut, Nostalchic (2013), puede bailar Disco a ralentí (‘Midnight Peelers’), mientras se queda ensimismado por un riff en bucle que acaba deformándose, se conoce el tempo del Jazz (‘Puzzle’) y lo mezcla con la suavidad de la que hizo gala el mejor Downtempo de los 90.

Mientras se intenta exprimir sin gusto y gracia etiquetas “nuevas” como el Future Garage o el Wonky Lapalux parece más preocupado por la evasión. De aquel Glitch Hop noventero a los muros que tiró Burial con su música en la sombra. De la fábrica anticon. al Dubstep que creo su culto en torno a un bajo oscuro; precisamente este Lustmore sería un álbum que debería de haber salido en la casa del Dubstep, Hyperdub, puestos a seguir las ganas de Steve Goodman de abrir su abanico sonoro.

La evolución es magistral. La riqueza de cada canción puede transportarte a aquel disco y momento evocado de forma inconsciente. Si hay que reformular el House y el R&B lánguido actual que sea así, que sea con temas como ‘U Never Know’ con Andreya Triana, si hay que seguir con las cantaditas a lo Mariah Carey alternativa que sean como ‘Closure’ con Szjerdene y si hay que rebajar el bajo crudo del Grime para que el Wonky acabe escalando más puestos en las listas de éxitos ‘Make Money’ es el single sobre el cual se inspirarán Rihanna y Katy Perry en posteriores trabajos.

8/10

Lustmore y el In Colour de Jamie xx, ambos publicados en 2015. El cambio sonoro tiene dos referencias destacadas en un mismo momento, complementarias y con dos vías de llegar a distintos públicos.

Anuncios