Anuncios

Counting Days — Liberated Sounds

Decimos mucho eso de que no hay que juzgar un libro por su portada, pero mentimos como bellacos y lo acabamos haciendo mucho más de lo que deberíamos. Yo ya he comentado que hasta practico un juego de intentar adivinar a qué género va a pertenecer un determinado disco en base a su portada. A veces hasta combino ambas cosas y pienso no sólo a qué género puede pertenecer la portada de dicho álbum sino también si el grupo puede ser guay o simplemente un grupo random.

Ya sé, toneladas de prejuicios, pero a veces conviene tener unas cuantas barreras para poder protegerse a uno mismo de toda la morralla genérica que circula por ahí. Pero no todo termina siendo negativo, a veces me encuentro portadas como la de Liberated Sounds (Mascot, 2015) y me viene a la mente “esto tiene toda la pinta de ser un grupo muy trallero y que, además, puede molar”. Y lo mejor de todo este jueguecito mental es cuando acabas acertando de pleno y terminas recompensado.

Y así es, Counting Days es un grupo que viene a repartir estopa con sus instrumentos. Lo esperable de un grupo que junta gente de Heights, TRC o Architects. Su propuesta no es muy rompedora, pero sí efectiva. El género donde podemos encuadrarlos sería el metalcore, pero también coquetean con algo más hardcore, también algo de thrash y añaden unos cuantos matices técnicos, pero sin rozar la categoría progresiva. Nada excesivamente sorprendente si medio controlas la escena, pero no por ello debemos dejarlos de lado.

Su propuesta no es muy rompedora, pero sí efectiva

Los londinenses meten tralla, y la meten muy bien. Saben dejar ganchos a lo largo del disco que despierten nuestra curiosidad y desatar una potencia que nos fuerce a ir dejándonos las cervicales durante su transcurso. Quizá en algún punto pequen de terminar haciendo canciones muy similares, pero luego te cuelan interludios tan exquisitos como ‘The Vines’ que ofrecen un necesario descanso para que el álbum respire un poco más y no pierda efectividad.

7.1/10

Liberated Sounds es un disco muy recomendable si te quedaste con ganas de algo más cañero tras escuchar lo nuevo de Lamb of God. Sin ser un trabajo muy sorprendente o para tirar cohetes, la verdad es que el disco entretiene que da gusto. Bruto y certero, no hace falta pedirles mucho más a Counting Days. No me atrevo a pronosticar si les espera un futuro muy brillante dentro de su propio estilo, pero si continúan en línea ascendente cuentan con una muy buena base.

Anuncios