Anuncios

Dave Gahan & Soulsavers — Angels & Ghosts

No ha desaprovechado el tiempo Dave Gahan tras el fin de la gira mundial de Delta Machine. El cantante de Depeche Mode se ha vuelto a unir a Soulsavers para facturar la continuación de The Light The Dead See, que tan buen sabor de boca nos dejo. Y a tenor del single adelanto, ‘All Of This And Nothing’, todo parecía indicar que Angels & Ghosts iba a ser una nueva ambrosía. Pero, lo reconozco, me equivoqué.

Un ejercicio de estilo de pop engolado y muy arreglado

Una risa floja me sale de dentro cuando leía en varios sitios que a cualquier fan de los de Basildon le gustaría estas nueve canciones, o que nos los podríamos haber encontrado en uno de los últimos discos de ellos. Incluso hay quien ha mentado a Songs of Faith & Devotion. ¿De verdad se cree alguien esto? ¿Habrán perdido la perspectiva estos críticos musicales?

Me temo que sí. Como ejercicio de estilo de un tipo de pop engolado, decorado con múltiples arreglos como si de un retablo barroco se tratara, Angels & Ghosts no es más que un álbum que a Dave Gahan le ha apetecido hacer y en él intenta lucirse.

Todo un disco al servicio de la voz de Dave Gahan

Porque, no sé si alguien se ha fijado, su nombre aparece con un tamaño de letra mayor que el de Soulsavers. Rich Machin ha debido quedar embaucado por Gahan, y éste parece que ha llevado el peso de un álbum en el que, salvo momentos puntuales, es todo un fiasco.

Y me explico. Dave Gahan creo que se siente más cómodo en estos terrenos que ha planteado con Soulsavers, su voz encaja perfectamente con estas composiciones alejadas demasiado de lo que ha grabado con Depeche Mode en los últimos tiempos.

Aquí el cantante parece haberse desprendido de todo su pasado, incluso creo que ni se acuerda de sus dos aventuras en solitario, y resulta por momentos demasiado engolado con momentos melífluos como ‘Lately’, una de las varias baladas, otras serían ‘One Thing’, en emocional clave piano-bar arrumbado con cuerdas, y ‘The Last Time’, adobada para aumentar la emoción con cuerdas y viento-metal.

Por eso, para bien o para mal, Angels & Ghosts ha sido una gran decepción. Que incluso Pitchfork se refiera a propósito de ‘Shine’, tema de apertura del disco, como una versión aligerada de ‘I Feel You’, me revela que se la crítica ha perdido completamente el norte.

4/10

Por eso en Angels & Ghosts, en el que Gahan y Machin han ido a deslumbrar a un tipo de público más mainstream, no es ni más ni menos que un producto diseñado a medida en sus propios estudios y rubricado con músicos de lujo en Sunset Sound de Los Angeles y Electric Lady de Nueva York. Y que te cuelen algo así es es difícil de enmascarar si uno ha seguido la carrera del cantante de Depeche Mode.

Anuncios