Anuncios

Indian Handcrafts — Creeps

El stoner rock no es un género por el que los medios más cool se mueran por cubrir más allá de excepciones que se pueden contar con los dedos de una mano. Y quizá mejor así, dejando la ocasión para muchas bandas underground de explorarse a sí mismas y dar algo de rienda suelta a sus grandes inquietudes, algunas llegando a marcar grandes diferencias con un estilo más particular. Difícil que eso pudiera suceder de tener que estar preocupados de estar en el foco de atención y ofreciendo al resto lo que quieren oír.

Gracias a esa libertad que ofrece el underground podemos encontrar bandas tan atrevidas y sorprendentes como Indian Handcrafts. El stoner rock es la etiqueta que podríamos emplear para poder elaborar una definición que se acercara a lo que son el dúo de Ontario, pero en su paleta de colores encontramos muchos matices que hacen de su sonido algo tan particular y refrescante. En líneas generales, el grupo se acerca con bastante descaro al sludge metal, lo que unido a la pegada de su rock nos hace pensar en unos High on Fire poseídos por el espíritu de Clutch -o viceversa-.

Indian Handcrafts, pegada con matices

Sin embargo, un disco como Creeps (Sargent House, 2015) logra encerrar mucho más en su interior. Observamos como cierto tinte épico y heavy que nos evoca con bastante frecuencia a la década de los ochenta, sin hacer que nos olvidemos del todo que seguimos en la actualidad. Esos dejes casi propios de Iron Maiden hacen que el cóctel de esta pareja sea tan explosivo y potente, donde cada tema es un potencial jitazo por el gancho que poseen a la hora de sacarse riffs de la manga.

Los canadienses no hacen prisioneros, llegan con un disco que es pepinazo tras pepinazo

Porque estamos ante un trabajo donde las guitarras cobran gran importancia por la calidad de sus riffs, por la energía que transmiten, capaz de levantar hasta al espécimen más mustio y aburrido, y por la fuerza que despliegan. El acompañamiento de la batería está, como poco, a la altura, formando un combo bastante demoledor que arrasa con todo a su paso además de hacerse dueño de nuestro sistema nervioso. Así logran que acabemos meneando los sesos a su ritmo y también estemos berreando sus estribillos a pleno pulmón.

Los canadienses no hacen prisioneros, llegan con un disco que es pepinazo tras pepinazo, sin posibilidad de descanso por nuestra parte. Nueve cañonazos rockeros entre los que cada uno puede escoger las gemas que prefiera, es difícil equivocarse con semejante colección. Yo desde luego me rindo por completo desde el inicio con ‘Down at the Docks’ y ‘It’s Late Queeny’, ‘Brothers Underground’, ‘Maelstrom’ y también con ‘Degenerate Case’.

8/10

Con todas esas armas, es difícil no afirmar con rotundidad que Creeps es todo un discazo. Tremendo desde que empieza hasta que acaba, de esos que te hacen levantarte de la silla para poder vivirlo con más intensidad. Un disco que se incrusta en tus entrañas y ya no se escapa nunca. Con un pepinazo de esta talla, cuesta asimilar que una banda de stoner más normalista como Red Fang estén donde están ahora y bandas como Indian Handcrafts tengan que sudar sangre para un poquito de reconocimiento. Pero bueno, pedir justicia en este mundo resulta más utópico que otra cosa, así que mejor disfrutar de este grupazo.

Anuncios