Anuncios

Las 13 mejores canciones de Suede

El viernes pasado salió a la venta Night Thoughts, el séptimo álbum de Suede y segundo de su nueva era desde su regreso discográfico en 2013. Mientras vamos rumiándolo antes de dictar sentencia, nos sirve de excusa para echar la vista atrás y repasar los mejores temas de una banda que casi nunca ha dejado de entregar buenas canciones. Vamos con ello.

13. Lovers / Refugees (Here Come The Tears, 2005)

¿Empezamos haciendo trampas? Sí, y por partida doble: escogiendo un álbum no firmado como Suede y metiendo dos canciones en un mismo puesto. Pero vale la pena, porque el único disco de The Tears, el que supuso la fugaz reconciliación entre Brett y Bernard en 2005, tuvo una más que discreta repercusión en su momento y se ha quedado hoy en día como apenas una curiosidad para fans de línea dura, cuando es un álbum radiante, con estas dos maravillas de singles. Diez años después nos dio respuesta a uno de esos what if que en el mundo de la música suelen quedarse sin respuesta: ¿cómo habría sido Coming Up si Butler se hubiese quedado? Pues así.

12. So Young (Suede, 1993)

Primera canción del primer disco y cuesta imaginar una presentación mejor, una que resumiera mejor la actitud, los objetivos y todas las virtudes de aquella banda que se subió a la ola del britpop con todo a favor y no dejó pasar ni una sola oportunidad, Mercury Prize incluido a las primeras de cambio. No fueron nunca un grupo que se tuviera que dejar la piel en garitos de mala muerte hasta alcanzar las mieles del éxito: si en octubre del 89 estaban todavía poniendo un anuncio para buscar guitarrista, a finales del 91 ya tenían a Island Records en el bolsillo. Eran tan jóvenes.

11. Stay Together (Single, 1993)

Ese éxito fulgurante, eso sí, fue muy difícil de digerir. Los excesos y los problemas internos fueron una constante, al menos en la época de los dos virreyes, antes de que Suede se convirtiese en una dictadura. Quizá ninguna canción como ésta sirve de ejemplo de esos problemas: un single no incluido en ninguno de sus discos, lo último que grabó Bernard Butler antes de dejar la banda y posteriormente convertida en un tabú por la banda (tácitamente prohibida en sus directos), como recuerdo de una época que prefieren olvidar. Y también una gran canción.

10. Heroine (Dog Man Star, 1994)

El britpop fue una corriente en la que todo el mundo, incluido sus principales protagonistas, se pasaron la mayor parte del tiempo intentando escapar de la etiqueta. A Suede le entró la urgencia tan pronto como en el segundo disco, donde ya empezó a marcar distancias respecto a lo que se esperaba de ellos. Puede que nunca hayan hayan planteado un álbum más ambicioso y puede que nunca tuvieran una conexión menor con lo que su público esperaba de ellos, al menos en un primer momento: ultrarreivindicado hoy en día, el difícil-segundo-disco fue un considerable fracaso comercial.

09. My Insatiable One (Sci-Fi Lullabies, 1992)

Del insultante estado de gracia creativo en el que se encontraron Suede a principios de los 90 da fe como nadie Sci-Fi Lullabies, un recopilatorio de caras b y rarezas correspondientes a sus tres primeros discos que, especialmente en su primer volumen (el más más Butler, mientras el segundo es más Oakes), resulta casi apabullante: casi cualquiera de estos temas habría entrado sin problemas en uno de sus discos. También hay ensayos fallidos, claro (para eso están las caras b y los recopilatorios como éste), pero el nivel general es realmente asombroso.

08. She’s In Fashion (Head Music, 1999)

Si Coming Up trató de hacer ver que Butler nunca se había ido, Head Music fue todo lo contrario: el intento de paso adelante, de demostrar que Suede podían sobrevivir al britpop e ir más allá, que podían aportar algo y ser modernos. Fue un disco valiente que algunas veces se cae con estrépito (‘Savoir Faire’ es fácilmente lo peor que han hecho nunca), pero en otras logra rematar cosas como esta resplandeciente pieza pop que saca provecho de una de las debilidades del disco: esas letras tirando a espantosas la mayor parte de las veces.

07. By The Sea (Coming Up, 1996)

El baladón melodramático con toque deliciosamente hortera siempre ha sido una de las especialidades de Chez Anderson: se ajusta como un guante a ese estilo siempre tan teatral y… qué coño, nadie las hace como él. Esta oda a la vida sencilla (So we sold the car and quit the job / and shook some hands and wiped the make-up right off / And we said our good-byes to the bank / left Seven Sisters for a room in a seaside shack) es una anomalía lírica dentro de un universo siempre fascinado por la sofisticación y el modelo en que se mirarían muchas de sus composiciones posteriores (con la reciente ‘Sabotage’ como mejor ejemplo).

06. Metal Mickey (Suede, 1993)

Siempre se ha visto con curiosidad desde Europa que Suede fracasaran de tal manera en Estados Unidos. Allí ni siquiera pudieron usar su propio nombre durante los primeros años por cuestiones judiciales (tuvieron que operar bajo el nombre de The London Suede) y hasta tenían menos éxito que sus teloneros de la época, The Cranberries. Este corte, de los más inspirados de su fantástico debut, fue la excepción: llegó al número 7 en listas y les llevó incluso al show de Jay Leno. Con todo, el mercado americano siempre se les ha resistido.

05. Filmstar (Coming Up, 1996)

Sería el shock por la marcha de Butler, porque por lo demás cuesta entender que hubiera voces discordantes cuando Coming Up salió a la venta: es sencillamente una tacada de canciones indiscutibles, sin una gota de relleno. Su falta de sutileza, su huida del high concept y su descarada (y agradecida) búsqueda del hit inmediato le ha valido a veces a Suede la etiqueta de “grupo de singles”. Y bueno, bien pensado, puede que lo sea: en Coming Up, por ejemplo, hay diez de un total de diez canciones. Aquí Oakes entró como elefante en cacharrería, sacudiéndose cualquier complejo al segundo tema del disco.

04. It Starts and Ends With You (Bloodsports, 2013)

Qué bonito fue lo de esta canción. Qué manera de devolvernos la ilusión, de demostrarnos (más allá de la ceguera de fan) que a veces un regreso puede tener sentido, que se puede recuperar la energía y la magia como si los años y A New Morning nunca hubieran pasado. No tiene ni tres años esta maravillosa canción y yo ya le tengo un cariño brutal: me llenó de ilusión en aquel momento y me sigue haciendo muy feliz a día de hoy.

03. The Drowners (Suede, 1993)

La personalidad de Brett Anderson y su carisma como frontman son parte esencial del éxito de Suede: sólo quien haya visto sobre un escenario a esta bestia parda podrá entender hasta dónde llega su presencia, su aura de líder. Quizá nunca como en ‘The Drowners’ brilló su voz, con un giro más glam que nunca. La banda nunca habría sido nada sin sus contorsiones y sus posturitas y él siempre lo tuvo muy claro.

02. Beautiful Ones (Coming Up, 1996)

Reconocible desde el primer segundo e insultantemente pegadiza, ‘Beautiful Ones’ cerró mil conciertos de Suede en diferentes giras como el himno saltarín que es. Drag acts, drug acts, suicides, in your dad’s suits you hide / staining his name again: drogas, sexo y esa supuesta ambigüedad sexual que vendió bien pero siempre tuvo algo de fachada y de bala de fogueo. Al final da todo exactamente igual porque de lo que se trata es de berrear la-la-las como si no hubiera un mañana y para eso ninguna canción como ésta.

01. Animal Nitrate (Suede, 1993)

Suede nació como un equilibrio imposible, como un punto medio inexistente entre dos barcos que estaban condenados a chocar una y otra vez. Y sin embargo en aquel momento el milagro parecía ocurrir constantemente, casi como sin esfuerzo. Quizá nunca lograron convivir ambas facetas como en la perfecta ‘Animal Nitrate’: no faltaba ni el toque decadente y teatral, ni la guitarra enrabietada que iba de un lado a otro pegando bandazos, ni las letras que no se andaban con demasiados miramientos (What does it take to turn you ooooon, ooooon / now he has gone?). Aquel milagro duró lo que duró pero sus frutos fueron un auténtico regalo por el que todavía hoy tenemos que dar las gracias.

Anuncios