Anuncios

The Proper Ornaments — Foxhole

Otro día soleado sin los Reid


Es una pena que a Proper Ornaments se los coma a veces su lado más beatleiano frente al gusto por la Velvet del tercer disco o los Byrds de los tres primeros. Es una pena que James Hoare, antiguo Veronica Falls, se deje por el camino el campanamuertismo del (maravilloso, necesario) grupo del que viene para abrazar el sol.

Es una pena, porque precisamente los mejores matices del aún así estimable Foxhole están en esas zonas donde hay más pereza que alegría de vivir. Es una pena que no se pongan al sol hasta asarse, tener chiribitas en los ojos y luego grabar las canciones.

Proper Ornaments necesitan más ‘Memories’ y menos ‘The Frozen Stare’; más psicodelia perezosa de porros y cervezas y menos de habitación solitaria. Sí, a veces cruzan el mismo rubicón que separa lo guay de lo simplemente majo en Stoned & Dethroned (aún hoy, uno de mis discos favoritos de los Jesus & Mary Chain). Pero como los Reid entonces, cuanto menos clara y más filtrada era la imagen sonora, mejor. No quedará como una obra memorable de 2017, pero hay aún posibilidades de que exploten.

6,8/10

Anuncios