Anuncios

Podría ser que alguien se enfade, no digas más

Análisis comparado de los tracklist de Los Planetas (II)

(Federica Pulla para LaNadadora)

Round 2: Mi hermana pequeña vs Qué puedo hacer vs Una nueva prensa musical vs Desaparecer vs Santos que yo te pinte vs Corrientes circulares en el tiempo vs Devuélveme la pasta vs Si estaba loco por ti vs Una Corona de Estrellas vs Una cruz a cuestas.

La de cuál es la mejor canción número uno de los tracklist de Los Planetas fue una elección sencilla, más o menos. Pero aquí ya nos metemos en un embrollo, porque es todo, o casi, artillería pesada.

¿Qué puede hacer ‘Mi hermana pequeña’ ante todo lo demás? Pues tirar de galones claro, pero también del encanto de quién ha sabido (y sabe) escribir grandes canciones pop. Da igual que la voz suene jovencísima: el racaraca de las guitarras es epítome del indie nacional y el estribillo, eterno.

En ese mismo podium caee la emoción acerada, y cortante (esas guitarras que casi parecen señales de alerta), de ‘Desaparecer’, una de mis favoritas de Una Semana… Pop inmediato, por mucha agresividad con la que se interprete (la batería, grabada con atención al detalle; el paisaje sonoro; la atmósfera general).

‘Desaparecer’, al final, casi lo mismo que ‘Una nueva prensa musical’: la producción de Pop es más controvertida, aunque toda la canción se beneficia de su aspecto ruidoso, martilleante, que no esconde ni desde el primer segundo. Pero, por encima de todo, por encima incluso de uno de los mejores títulos del grupo, ‘Una nueva prensa…’ es teenage angst, confrontación sentimental frente al mundo. Y funciona MUY bien.

“Será mejor que no hables, no digas más” vs “si te esfuerzas puedes desaparecer”; imposible quedarse por encima de aglo

Ambas son mejores, más frondosas y cuidadas, que ‘Devuélveme la pasta’, a la que curiosamente siempre recuerdo peor de lo que en realidad es. En otra posición de sus discos, quizás estuviera más arriba, pero, insisto, aquí hablamos de pesos pesados.

Hablamos, por ejemplo, de ‘Qué puedo hacer’, o cómo reflejar la mezcla entre stalkeo y amor incondicional que hay en los primeros pasos de un flechazo. Su gran hit durante años, y aún joven y fresco.

Es jodido, muy jodido decidir qué es mejor, si ésa o una ‘Santos que yo te pinte’ en la que Los Planetas cristalizaron su fórmula de psicodelia-de-hits-emocionales. 4 minutos y medio eternos, un single fabuloso y una tilde inexistente a pesar de que muchos aún la sigan diciendo. Sigue siendo subjuntivo. El papel de plata, también.

Una cruz a cuestas’ es mucho más estimable de lo que parece la primera vez, y, sí, Solea entra como un chorro y descoloca, pero se adueña de una canción de letra preciosa, una nueva cumbre de Los Planetas cantando sobre el desamor. Intensa y desoladora, esto no va a haber quién lo arregle una vez más:

En él te adoraba yo
 Puse en mi pecho un altar
 En él te adoraba yo
 Y luego me arrepentía
 Porque aquella adoración
 Tú no te la merecías

 Yo llevo una cruz a cuestas
 El calvario que he vivido
 Yo llevo una cruz a cuestas
 Yo tengo forma de un río
 Que lágrimas que me cuesta
 El haberte conocido

Posiblemente, ‘Una cruz a cuestas’, en según qué días, subiría más arriba. Insisto: puede que la de la mejor canción número dos de Los Planetas sea la elección más difícil de todas. Aunque a estas alturas dudo que ‘Una corona de estrellas’ suba en mi corazón, pese a que se convirtió rápidamente en una de las favoritas de Ópera Egipcia.

Así que… ¿qué hacemos? ¿Cómo desbloqueamos esto? Pues yéndonos a la que es la “mejor canción de escuchar con auriculares” de la trayectoria de Los Planetas. ‘Corrientes circulares en el tiempo’ se escapa de la sensación de déjà vu en la que se instalan Los Planetas a partir de ciertas canciones de Unidad de Desplazamiento (y que domina ECE) gracias a un viejo truco planetero: saquear unas guitarras ajenas y construir todo en torno a ellas.

Lo que tenemos aquí es, quizás, el mejor Florent de todos Los Planetas, unido a un Jota que ya ni odia ni ama: le ha asaeteado la vida y es incapaz de salir de ahí. Hay un viaje interior, como en Toxicosmos, pero esta vez la droga que me falta eres tú.

Corrientes circulares en el tiempo’ no sólo tiene un título que puede definir por completo a Los Planetas como grupo; o una letra que muestra cómo Jota lleva toda la vida haciendo fácil lo más difícil; o una interpretación que borda la modorra como acto y motor creativo; o una producción cristalina que tiene su punto culminante en el 2:20, el momento en que estás cayendo en la espiral (algo también muy planetero) pero pides ayuda para salir…

No, ‘Corrientes circulares en el tiempo’ no sólo tiene todo eso: tiene también el don de, sin levantar la voz, buscar la representación musical de esa tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente que es la melancolía. Los Planetas, frente al paredón de la tristeza que incapacita pero no duele, quieren su parte de lo bueno y, en vez de encontrarlo, nos lo dan a los demás.


Mi Ranking de #2s en discos de Los Planetas

  1. Corrientes circulares en el tiempo
  2. Qué puedo hacer
  3. Santos que yo te pinte
  4. Desaparecer / Una nueva prensa musical
  5. Si estaba loco por ti
  6. Una cruz a cuestas
  7. Mi hermana pequeña
  8. Devuélveme la pasta
  9. Una Corona de Estrellas

https://hipersonica.com/si-est%C3%A1-bien-si-es-tan-f%C3%A1cil-por-qu%C3%A9-esta-d%C3%A9cima-de-menos-que-siento-8b2b62b60376

Anuncios