Anuncios

Cinco discos de metal extremo que deberías estar escuchando

Aunque sea verano


Ya hace días que empezó oficialmente el verano (aunque nosotros lo empezáramos ya a sentir semanas antes) y qué mejor manera de pasarlo que con una selección fresquita y con sabor de discos de metal extremo y vanguardista que ayude a pasar estos días.

Cinco discos sin un orden particular y ninguno idéntico al anterior ni al siguiente. Cinco discos que hasta ahora no habíamos comentado pero sí que son de lo más interesante e imprescindible que han salido recientemente, por eso os los enumeramos aquí para vuestro deleite, por si hasta ahora se os habían escapado.


Bestia Arcana — Holókauston

Han caído más focos en el último trabajo de Nightbringer, pero para mi gusto la verdadera joyita que varios miembros de dicha banda han sacado este año ha sido precisamente este Holókauston (Dark Descent, 2017). Une elementos que ya habían coincido con anterioridad en la historia, como son el black metal y el dark ambient, pero el caso de Bestia Arcana vuelve a ser uno de esos donde resulta más interesante el “cómo” que el “qué”, a lo que suman una ejecución bastante certera y feroz para cuatro temas donde sólo uno baja de la barrera de los diez minutos. Mucho ojo a ‘Iniquity’.


Ex Eye — Ex Eye

La última peripecia de Colin Stetson ha causado sensaciones mezcladas en la redacción. Yo, por mi parte, me resulta más interesante esta nueva aventura en la que se ha embarcado con talentosos músicos -por ejemplo, el batería Greg Fox, de Liturgy– bajo el nombre de Ex Eye. Con el avant-garde por bandera, Ex Eye (Relapse, 2017) representa un excitante cóctel de jazz vanguardista, metal extremo, post-metal que desafía las fronteras entre géneros y los límites de la mente. Uno de los esfuerzos más estimulantes del año y otra gran muestra del talento y genio de Stetson con su saxofón.


Jordablod — Upon My Cremation Pyre

Probablemente uno de los debuts más excitantes del metal extremo este año. Por supuesto, son suecos. Jordablod se mueven en la fina frontera que separa los grupos de blackened death metal de los de black metal a secas, pero se salen del cliché con gracia a base de un pulso psicodélico menos evidente pero que se palpa a lo largo de este Upon My Cremation Pyre (Iron Bonehead, 2017). No trabajan con los elementos más novedosos, pero los emplean con mucho acierto y logran marcarse una identidad muy sólida desde el primer trabajo.


Ulsect — Ulsect

Con miembros de los también holandeses Textures y Dodecahedron (cuyo último disco también es muy recomendable), Ulsect desatan en su primer álbum una tormenta de death técnico, post-metal y experimentación que no hace prisioneros y destroza todo lo que se interponga en su camino. Muy en la onda de los trabajos de Ulcerate y con un nivel técnico que, por lo menos, no queda muy lejos de los citados. Y eso no es decir poco.


Foscor — Les Irreals Visions

Tras ir marcando las pautas de abandono del más puro black metal con Those Horrors Wither (Alone, 2014), los barceloneses Foscor afrontan su primer trabajo en un sello de nivel europeo dando más rienda suelta a su cara más experimental y vanguardista. Aún quedan trazas de metal extremo en las raíces de Les Irreals Visions (Season of Mist, 2017), disco además cantado íntegramente en catalán (a lo que hacemos total support), pero el factor progresivo se acaba imponiendo en un álbum de exquisita manufactura que da motivos para, entre ellos y Obsidian Kingdom, estar orgulloso del metal patrio que está haciéndose hueco en el panorama europeo.

Anuncios