Anuncios

Los mejores discos de metal de 2017


En consonancia a nuestro nivel de actividad este último año, nuestro top del mejor metal de 2017 llega con enero casi terminando. No obstante, ante la demanda popular, mi compañero Cronopio y yo hemos vuelto a ponernos nuestras túnicas de Sunn O))) y hemos recopilado los que nos parecen los 20 discos más imprescindibles del género pesado por excelencia salidos a lo largo del año pasado.

20. Converge — The Dusk In Us


El disco de Converge de siempre es mucho más que lo que ofrece la gran mayoría pero se queda algo corto si lo valoramos atendiendo lo que podríamos (o nos gustaría esperar) esperar de la banda de Jacob Bannon y Kurt Ballou. Pocas sorpresas pero muchas certidumbres, y con eso ya es más que suficiente para que The Dusk In Us sea uno de los mejores discos de 2017.

https://hipersonica.com/los-13-mejores-temas-de-converge-a3834ef74381


19. Amenra — Mass VI


Los belgas se han forjado una más que sólida carrera entre el underground europeo gracias a una reputación en directo que pocas bandas aguantan la comparación y con un estilo que ha variado poquísimo a lo largo de los discos -como casi todas las bandas del estilo, en realidad – pero sigue sonando demoledor como el primer día porque dominan como pocos cada arista, cada pulso y cada detalle de dicho sonido.


18. Vinsta — Vinsta Wiads


Con el Metal Extremo fuera de la órbita de los suecos Opeth ya hacía falta que surgiese un proyecto con ganas de ocupar el vacío. Lo que Christian Höll ha presentado bajo el nombre de Vinsta es mucho más que una simple imitación, aunque lo parezca a simple vista, y el tiempo dirá si acaba estando a la altura de la leyenda. De momento es un ejercicio de exotismo centroeuropeo aderezado con growls de verdad y riffs deathmetaleros que se intercalan dentro de acústicos interludios de corte onírico. Si no te viene el Morningrise a la cabeza tras escuchar el álbum debes estar sordo.


17. Havukruunu — Kelle surut soi


La propuesta de los finlandeses no reinventa ninguna rueda, pero triunfa sobre todo porque va con el corazón por delante. Un corazón que está deseando salirse por la boca de la pasión que desborda y cuya intensidad desborda las cuatro esquinas de su portada. La riqueza y energía de sus composiciones sólo pueden ser igualadas por esa sensación de urgencia devastadora que transmiten con cada riff o con cada rasgueo folk.


16. Caligula’s Horse — In Contact


Aunque no hayan llegado demasiado lejos a pesar de aparentar que se iban a comer el mundo hace unos años, los australianos Caligula’s Horse no dejan de ser una de las bandas más en forma del panorama progresivo actual, quizás no siendo el colmo de la originalidad, pero destilando una clase por encima de la media y jugando con gran eficiencia sus armas. In Conctact cuenta con menos highlights que el anterior Bloom, pero también es un disco más sólido y más y mejor pensado.


15. Hela — Death May Die


La propuesta de los ilicitanos ya nos encandiló hace unos años con su debut, cimentado sobre un sólido y potente doom metal alzado por la voz de su cantante femenina. Este segundo disco nos ha llegado con un cambio de frontwoman, pero no ha frenado la progresión de Hela, que exploran más las sendas de ese doom lisérgico e hipnotizante que te puede noquear con un riff a poco que te despistes.


14. Glassjaw — Material Control


Varios años después, Glassjaw volvieron para hacer un tercer disco que no sólo muestra progreso en su sonido, coqueteando con un metal lleno de reminiscencias a Deftones y que incorporan con mucha maestría y naturalidad, sino que nos recuerda porque, a pesar de no ser el nombre más recordado del post-hardcore en su época, era el favorito de muchos de los que los disfrutaron en su momento. Y por qué pueden ser nuestro favorito ahora.


13. Power Trip — Nightmare Logic


La gran esperanza de un género moribundo como es el Thrash Metal volvieron en 2017 para confirmar que cuando peor pinta la situación política global es cuando más cargados de razones están los amigos de las J’Hayber y los chalecos llenos de parches. Han pasado ya 30 años desde 1987, pero Power Trip han vuelto a demostrar que la edad es un estado mental y que hasta tu abuela es capaz de meterse en un mosh pit si los riffs están a la altura. Y en Nightmare Logic lo están.


12. Yellow Eyes — Immersion Trench Reverie


El black metal de los neoyorquinos parte del deslumbrante trabajo de las guitarras, cuidadas en todo detalle, y acaba desplegando un completo muestrario de detalles, texturas y riqueza que hace del último trabajo de Yellow Eyes el más imprescindible de su carrera. Y un disco que les catapulta como uno de los nombres más importantes en su país ahora mismo.

https://hipersonica.com/los-13-mejores-temas-de-converge-a3834ef74381


11. Pain of Salvation — In the Passing Light of Day


La vuelta al Metal Progresivo ha sentado de maravilla a la banda de Daniel Gildenlow, ya que ha servido tanto de terapia tras una experiencia personal muy dura para el sueco como de demostración de que Pain of Salvation son hipernecesarios y están mas vivos que nunca. Es posible que In the Passing Light of Day suene algo demoré en pleno 2017, pero pepinazos como ‘Full Throttle Tribe’ o ´Meaningless’ son capaces de derrotar la mayor de las sospechas.

https://hipersonica.com/los-13-mejores-temas-de-converge-a3834ef74381


10. Xanthochroid — Of Erthe And Axen (Part 1)


Con un origen en el Black Metal Melódico, la banda norteamericana Xanthochroid ha presentado en 2017 dos capítulos de una serie cargada de progresiones instrumentales, voces con deje gótico y clase a raudales. Cualquiera de los dos discos presentados el año pasado tienen calidad más que suficiente como para aparecer en el presente top, pero el primero de ellos es quizás el más reseñable por el factor sorpresa. Y su mayor virtud es que haya sido capaz de dejarnos con la boca abierta tratándose de un disco que suena a 2002 (la época álgida del Metal Sinfónico) venciendo los prejuicios de propios y extraños.


9. The Ruins of Beverast — Exuvia


El mestizaje siempre mola, por eso no podíamos sino comprar un disco de unos germanos que juntan sonidos tribales con metal extremo y funeral doom ceremonioso del bueno. Atrevido, demoledor y cautivador: la otra joya no-oculta del Funeral Doom Metal de este año, en un ejemplo del buen estado de salud del género en sus variados frentes.


8. Foscor — Les irreals visions


El parcial abandono del metal extremo de sentido más tradicional hace tres años realizado por Foscor en busca de caminos más vanguardistas y progresivos alcanza un punto álgido con este disco, más atrevido, diferente y estimulante. En un momento que se antojaba crucial para su carrera, con firma por sello europeo mediante, los barceloneses apostaron fuerte estilísticamente y les ha salido cara. Mejor para nosotros, porque tenemos aquí una de las mejores noticias para nuestro metal nacional.


7. Spectral Voice — Eroded Corridors of Unbeing


El año pasado nos encandilaron Mizmor por realizar un apabullante trabajo de doom metal y drone partiendo desde el metal extremo. Spectral Voice cogen la fórmula y la invierten, llegando a hacer un trabajo de metal feroz y encarnizado desde la lentitud y densidad del doom, y eso da un resultado diferente e igual de estimulante.


6. Elder — Reflections of a Floating World


Los estadounidenses vuelven a hacer gala de su maestría diseñando paisajes sólo con riffs de guitarra y la parte más estimulante, lisérgica a la par que progresiva, del stoner doom. Otro gran catálogo de ideas alucinantes y sonidos rocosos que nos transporta a lugares que nuestros ojos todavía no han divisado pero que nuestra mente acaba dibujando con pleno detalle gracias a lo que inspiran estas piezas.

https://hipersonica.com/los-13-mejores-temas-de-converge-a3834ef74381


5. Ufomammut — 8


La apisonadora italiana ha vuelto a hacer gala de su capacidad para aplastar cráneos, pero con su flamante 8 lo ha logrado alejándose de los riffs hipermetálicos del binomio Oro y apostando por entreverar su propuesta a golpe de fuzz aderezado con extramonio y desarrollos que van y vienen con tanto vértigo que es imposible sentir náuseas tras escucharlos. No es el disco más accesible de Ufomammut ni el más brillante, pero si eres de los que siempre dicen ‘hemos venido a jugar’ te lo vas a pasar piruleta con estos sádicos.


4. Chelsea Wolfe — Hiss Spun


Tras haber atravesado sendas tan dispares como son el Lo-fi, el Folk o el Synth de corte más gótico, parece que el Doom es el camino que más y mejores frutos va a ofrecer a Chelsea Wolfe. Prueba de ello fue el sorprendente Abyss, y Hiss Spun no ha hecho sino aseverarlo gracias a las composiciones más sólidas de la carrera de la norteamericana y momentos de quitarse el sombrero que llegan hasta a rozar el Metal Extremo. Puede que haya perdido seguidores por el camino, pero el segundo álbum metálico le ha a ofrecido el mayor y más ansiado de los premios, la relevancia. Y todo apunta a que va a mantenerse.

https://hipersonica.com/los-13-mejores-temas-de-converge-a3834ef74381


3. Auðn — Farvegir fyrndar


Con lo prolífica que está siendo la escena islandesa de metal extremo en los últimos años, lo inesperado sería no poner a algún grupo de la zona en nuestro top. Auðn en su segundo disco recogen la intensidad y la pasión que lleva caracterizando su black metal este lustro y lo llevan a su máxima expresión con un portentoso domino de las melodías y de la fuerza desbocada.


2. Hell — Hell


Aunque parezca ser un proyecto basado en ideas y conceptos más que trillados, lo de Hell no es un disco cualquiera dentro de la escena del Funeral Doom. Cumple con todo lo que se entiende como canónico, por supuesto, pero se trata de un álbum que hace justicia a su nombre y lo hace alejándose de la concepción dantesca y aproximándose a todo lo que uno puede ver en sus pesadillas. Locura, sufrimiento y desesperación, esas son las sensaciones que deja el álbum, una experiencia que viene a ser como ser devorado desde dentro mientras te arrancan las uñas con unas tenazas y te obligan a tomar litros de aceite recocinado y humeante. Una semana en Waikiki, vaya.


1. Ex Eye — Ex Eye


Por explorar límites hasta ahora inimaginables. Por lograr esa perfecta comunión entre metal extremo y jazz vanguardista que vuela gracias al mejor motor existente: la mente e imaginación de un Colin Stetson que vive Ese Momento que todo artista imprescindible vive en su carrera. Por hacer el disco que más ha desarrollado y, al mismo tiempo, pulverizado nuestros sesos. Por muchos motivos, este es el mejor disco de metal de 2017.

Anuncios