Anuncios

Apuntes a vuela pluma sobre Eat the Elephant

Conclusiones varias sobre el esperado regreso de A Perfect Circle


Era cuestión de tiempo de que se nos acabaran las coñas sobre cuándo iba a salir el nuevo disco de A Perfect Circle -no os preocupéis, aún nos quedan Tool– y podemos estar contentos de que, al menos, la espera ya haya acabado y podamos ponernos en bucle con el disco o cagarnos en Maynard por joder nuestra infancia al sacar algo que le llevábamos pidiendo 15 años.

Va a haber opiniones para todos porque el disco es, al menos, arriesgado en lo sonoro. Las opiniones serán probablemente serán poralizadas como si de una peli nueva de Star Wars se tratase, pero antes de entrar a valorar el propio disco me parece necesario destacar que al menos sea un disco que dé de qué hablar y no sea otro de esos regresos indiferentes que ni fu ni fa como mismamente The Breeders (o lo que sea que vayan a hacer Smashing Pumpkins).

Tras unas cuantas escuchas, he abierto el Word y esto es lo que he sacado en claro de Eat the Elephant (BMG Rights, 2018).

  • El sector más prog de sus fans va a a quedar muy descontento con esto. Es más, hasta el lado más rock está muy cambiado, dando más espacio a las atmósferas, los tempos tranquilos y los sonidos de piano.
  • La portada es para pegarles un tiro.
  • En serio, qué horror. Ni mi prima de 8 años usando el Photoshop por primera vez hace algo así.
  • El que haya llegado hasta aquí sin haber escuchado un adelanto se va a quedar en shock con el tema homónimo que abre el disco. Empezar con una balada de pianito es bastante troll.
  • Y hablando de adelantos, es posible que este sea otro de esos casos donde las mejores canciones se han mostrado antes de sacar el disco.
  • Decir lo que queráis, pero ‘Disillusioned’ es una joyita de canción. El crescendo a partir del 33:30 es crema.
  • Si pensamos en A Perfect Circle como una banda que siempre fue más rock alternativo que prog, tiene sentido un disco así quince años después.
  • Uf, ‘The Contrarian’ se hace bola bastante.
  • Me parece guay que, en vez de cómo hacen muchos de poner los mejores temas al inicio y al final, hagan un ecuador encadenado ‘The Doomed’, ‘So long, And Thanks For All The Fish’ y ‘TalkTalk’. Antes de darte cuenta, ya llevas medio disco que ha pasado muy fluido.
  • ‘The Doomed’ es el single en un disco lleno de antisingles. En directo tiene que molar bastante. Y es posiblemente de las pocas que se trasladen bien al directo.
  • La sensación de que este disco es inferior a los otros dos es clara (el disco de covers ni lo cuento). No obstante, es un disco tan distinto a los otros que, aun siendo A Perfect Circle, parece otra banda. Me recuerda al nuevo God of War.
  • Qué guapo el God of War, por cierto.


  • Gracias Maynard por recordarnos en ‘Thanks For All The Fish’ que murió gente en 2016. Naciste para tuitero.
  • Y no, los delfines no son peces.
  • ‘TalkTalk’ es claramente el tema que van a salvar los haters del disco. Es el tema más tradicionalmente A Perfect Circle del disco.
  • Cada vez que escucho ‘Delicious’, comprendo a la gente que declara que se duerme con el disco.
  • Cada vez le veo más sentido al sonido del álbum. De haber salido inmediatamente tras su segundo, hubiera caído como un jarro de agua fría. Quince años después, que hasta nosotros nos hemos hecho viejos, no se me ocurre otra manera más A Perfect Circle de volver que dándose una vuelta de tuerca a sí mismos. Otra cosa es que eso sea lo mejor para un disco de regreso.
  • El tramo del final es bastante trolleo. ‘Hourglass’ grita a viva voz “¿Nos queríais de vuelta? Pues vais a ver” y ‘Get The Lead Out’ es el cierre WTF que este disco (y esa portada) se merecen. Poner entre medias a ‘Feathers’ (probablemente la mejor pieza que no habían adelantado antes) siendo un poco más tradicional es ponerla a los pies de los caballos. Fan.
  • La experiencia ha sido diferente, pero en conjunto diría que positiva. Hay ambición por evolucionar, experimentos sin patinazos graves, algunos temas chulos y algunos de relleno. Francamente, tras tantos años podría haber sido mucho peor.
  • Ahora, no sé qué esperar de lo de Tool. Si es que llega.
Anuncios