Anuncios

Artefakt – Far and Wide EP

DS_01_Sleeve_RZ.inddHolanda y su techno siguen dando señales de vida. Acostumbrados a mirar a EEUU o Inglaterra —y por qué no, el norte español—, otras propuestas europeas siempre son bien recibidas. Esta vez de la mano del dúo Artefakt, que han inaugurado un nuevo sello, De Stijl, con el que promocionar sus trabajos y los de otros productores holandeses. Una escudería que ya ha empezado a ser difundida por clásicas casas holandesas como Delsin Records. Far and Wide EP (De Stijl, 2019) fue lanzado en febrero, y es la primera referencia que van a sacar en su propio sello Lapien y Rober Koek.

Después de haber debutado en largo en 2017 en Delsin y haber venido publicando recientes epés con el mismo sello, Far and Wide será recordado por ser su (y el) primer lanzamiento de De Stijl. Que desde luego, si va a ir en la onda del techno de Artefakt, habrá que seguir todo lo que publique. Este nuevo trabajo vuelve al motor 4/4 y la imaginería espacial avanzada y evocadora que caracteriza al dúo. Combinando sin pudor el bombo regio sin concesiones, los temas para pinchar a altas horas en un pub en medio de la oscuridad, con cortes que apuestan fuerte por la melodía y con detalles bastante melódicos que recuerdan a otro dúo referente como Overmono. Nuevas generaciones techno que apuestan por darle un valor añadido más allá de la zapatilla abrasiva.

Ortodoxia y techno de hoy

Eso sí, Artefakt no renuncian a nada y demuestran su ambivalencia en la materia. De hecho, el segundo corte, ‘Ghost in the Machine‘, es ese pepino con zarpazos acid para poner patas arriba todo lo que haya delante. Una secuencia que cambia en el tercio final para acabar con el loop en lo más alto y acabar en trance. Fuera de ese tema, que es el único cortado por ese patrón, encontramos ese otro techno que prefiere tirar de capas de detalles en las que explotar matices y líneas ambientales que siempre dan ese aire evocador. El propio corte que da nombre al EP es un ejemplo, o la propia ‘Crystal Confessions‘, con un aire sofisticado que toca muchos lugares comunes, pero los toca bien. Sin recurrir a pastiches.

Y ya para acabar con el manual de la ortodoxia y buenos feligreses del techno, cierra esta referencia ‘Levity‘, un tema que conforme avanza evoluciona a ese techno espacial heredero sin dudas del gran debut de Carl Craig, Landcruising (Blanco y Negro, 1995). Algo lejano en lo que se ve de dónde viene todo lo que escuchamos hoy. De hecho, incluso los primeros instantes del tema recuerdan a la percusión del Mirage de Perception, clásico de Underground Resistance. Así pues, poco que objetar a este inspirador EP de Artefakt. Debut en su sello, diverso, un pepino para pinchar y el resto, miel para los oídos de aquellos que buscan aristas y matices con auriculares. Bucle.

8/10

 

Anuncios