Chicago Toys — Lost Niños

Aun con la cantidad de novedades diarias, plataformas donde buscar discos interesantes y esas pestañas de ‘artistas relacionados’ o ‘descubrimientos semanales’, siempre queda alguna sorpresa por encontrar. En ese sentido, y con todo lo que nos une con América Latina, nunca es suficiente, por eso redimimos nuestra alma hablando a final de año de discos de allí que nos han gustado bastante, como es el caso del debut en largo de los chilenos Chicago Toys, Lost Niños (Discos Rio Bueno, 2016). Un trabajo que recoge todo lo sembrado en sus epés en los que ya apuntaban maneras.

Nuevas inclusiones para una propuesta con más enjundia

Lost Niños es un álbum a mitad de camino entre la neopsicodelia, el shoegaze y patrones típicamente indie rockers. Un disco que por el uso del teclado, de las voces reverberadas que se disipan entre las guitarras y por la propia coraza instrumental, recuerda mucho a The Horrors. Además, la inclusión de los sintetizadores, que es algo nuevo con respecto a lo que venían haciendo, le da más empaque a su música, elaborando en general un disco bastante completo que se balancea sobre varios estilos sin desentonar y manteniendo unos ejes comunes. Este año ya han estado de gira gracias a Miel de Moscas, IMI Chile y su propio sello, y han debutado en el Primavera Sound. Algo debe haber.

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=464898216/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/track=4252728545/transparent=true/

A pesar de todos los palos que tocan, Chicago Toys no se decantan por uno claro y en casi todos los temas se acercan a la mayoría aunque sea de una forma tangencial, haciendo de esa simbiosis su bandera. Juegan bien con los teclados y un leve shoegaze en su tema inicial (‘Rosie’) para después pisar el acelerador y ofrecer lo mejor de sí en un tema tan redondo como ‘Dubai’; redobles a cholón, una distorsión grave que no se va y mientras tanto, un bajo con profundidad, teclado y pequeños riffs en segunda línea.

Un trabajo muy completo para dejar en bucle

Aunque esos sonidos son en líneas generales la tónica del disco, los chilenos juegan muy bien con todos los recursos estilísticos que ofrecen esas ramas que tocan. De la luminosidad de ‘Clap’ a los arrebatos casi Dinosaur Jr de ‘Somos Más’, Lost Niños es un chute de energía en el que el apartado instrumental es el principal protagonista. Las secciones vocales son secundarias y funcionan como otro arreglo más, sobre todo por ese carácter lisérgico que logran generar, y en temas con un final largo como el de ‘Mar’ se comprueba. Las letras para el que las quiera, aquí lo principal es que el bajo y la batería dejen vía libre para el fuzz, los teclados envolventes y esas idas y venidas de intensidad.

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=464898216/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/track=1424005976/transparent=true/

Así pues, gran debut en largo el de los chilenos, que mediante la inclusión del teclado más sus guitarrazos y ambientes ruidosos que ya le daban a su música bastante empuje, logran un álbum bastante completo. Incluso con algún ramalazo post-punk como el de ‘101’, demuestran tener bastantes recursos y referencias de las que tirar en los próximos años. Con esta carta de presentación en este formato no hacen más que corroborar que tienen mucho que ofrecer, así que si siguen por este camino de potencia, descaro y en dosis cortas pero efectivas como en este Lost Niños, Chicago Toys nos van a regalar muchos buenos momentos. Y ahora otra vez el bucle. Desde Chile, con amor.

7.5/10

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.