La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas ha desvelado la nominaciones a los Premios Oscar 2020 y, por supuesto, todo el mundo tiene opiniones. Nosotros no vamos a ser menos, ya que tenemos nuestra propia serie de quejas. También hay algunas nominaciones que nos han proporcionado cierta alegría. Y, por supuesto, hay sorpresas que merece la pena discutir.

Vayamos un repaso por todas ellas antes de la celebración de la gala el próximo 9 de febrero.

Alegrías

  • 6 nominaciones para Parásitos: Nuestra película favorita de 2019 supera la barrera de Mejor Película Internacional y consigue rascar nominación en Película, Director, Montaje, Diseño de Producción y Guión. Todo merecido para Bong Joon-Ho, que es un tres y un pico.
  • Antonio Banderas nominado a Mejor Actor: Este año ha sido criminal en la categoría de actor principal. Se han quedado fuera actuaciones meritorias como las de Robert De Niro, Eddie Murphy, Adam Sandler o Paul Walter Hauser. Por tanto, doble mérito para el actor malagueño, que ofrece una de sus mejores interpretaciones de siempre y una de las mejores del año.

    Un minuto de silencio por Taron Egerton y su año de pasar por fiestas, saludando a gente, cantando con Elton John y comiendo canapés para morir en la orilla.
  • La categoría de Mejor Película: Probablemente la selección más sólida en muchos años. Y eso que son 9, no hubiera pasado nada si completan a 10 con una Puñales por la Espalda, una Hustlers, una The Farewell o una Uncut Gems. Tienes suerte si la película más PEREZA de tu selección es una como JoJo Rabbit.
  • Klaus, Mr. Link y Dónde está mi cuerpo en Mejor Película de Animación: Los cambios recientes en la forma de votar esta categoría fueron un duro golpe para los más fans de la misma, porque siempre se aprovechaba para rescatar joyas extranjeras ocultas. Al abrir la votación en la categoría, se provocó un desequilibrio que favorecía a películas más populares en detrimento de estas películas pequeñas. Este año sólo la tercera de Cómo entrenar a tu dragón se ha colado como relleno comercial (Pixar tiene su propia cuota) y tenemos tres películas originales y diferentes, aunque vengan de estudios consolidados como Netflix y Laika. Especialmente alegres por Klaus, es una cinta estupenda.
  • Las categorías de Mejor Fotografía y Mejor Diseño de Producción: De las categorías técnicas, estas son las que mejor colección presentan. Tener de nuevo al semidios Roger Deakins (1917) en la que puede ser su segunda victoria en Fotografía acompañado de trabajos notables como los de Rodrigo Prieto (El Irlandés), Lawrence Sher (Joker), Jarin Blaschke (El Faro) y Robert Richardson (Érase una vez… en Hollywood) es especial. También lo es ver reconocidos los increíbles trabajos de producción de 1917, Parásitos y Hollywood.

Decepciones

  • Song Kang-ho fuera de Mejor Actor Secundario: No porque fuera complicado conseguir entrar por ser actor extranjero en una película ídem hace esto menos decepcionante. El actor de Parásitos es uno de los mejores argumentos de una de las películas del año, así como su ancla. Comprendo que sea difícil resistirse a Anthony Hopkins haciendo de Papa cascarrabias, pero c’mon.
  • Ninguna mujer en Mejor Dirección: Sin querer faltar a gente como Martin Scorsese o Quentin Tarantino, pero esta categoría huele a cerrado. En un año con direcciones remarcables como las de Greta Gerwig (Mujercitas), Lulu Wang (The Farewell), Lorene Scafaria (Hustlers) o Marielle Heller (Un amigo extraordinario), no hay excusa para otro año de cinco nominaciones masculinas. Menos cuando a entrado una tan poco excepcional como la de Todd Phillips (Joker).
  • El Ascenso de Skywalker en Mejores Efectos Especiales: No debería ni estar en conversación después del momento deepfake con Mark Hamill y Carrie Fisher en «esa» escena (si la habéis visto, sabéis cuál es). Especialmente después de que dijeran explícitamente que no iban a recrear la cara de Fisher digitalmente.
  • El ninguneo al cine de terror: Esto no es nuevo, pero resulta curioso que la única presencia del cine de género sea la fotografía de El Faro. Tanto Nosotros como Midsommar son cintas de méritos demostrables en lo crédito, aparte de que resulta curioso que Jordan Peele haya pasado de ganar Mejor Guión Original por Déjame Salir a ni aparecer por una cinta igual de digna. Y Lupita Nyong’o en Nosotros y Florence Pugh en Midsommar son dos de las mejores interpretaciones del año, pero ponerte una peluca vende (ya me duele decirte esto, Charlize Theron). Lo de Robert Pattison y Willem Dafoe en El Faro es de otro mundo.
  • Apollo 11 fuera de Mejor Documental: En serio, qué narices. Cómo lo hace la Academia para dejar deliberadamente fuera siempre el documental más reconocido y popular cada año (lo del documental de Mr. Rogers no tiene perdón).

Sorpresas

  • 1917 y Érase… en Hollywood fuera de Montaje: Una de las categorías que suele tener mayor relación con la ganadora a Mejor Película tiene de ausencias a dos favoritas importantes. Esto, además, abre las posibilidades de Joker, que sí figura en la categoría y no tenía todas consigo para ser favorita, y consolida a Parásitos, que también figura, como contender.
  • Doble nominación para Scarlett Johnasson: La actriz se ha convertido en la 12ª interprete que consigue dos nominaciones en un año. La de protagonista en Historia de un Matrimonio estaba cantada, pero la de secundaria en JoJo Rabbit sorprende aún entrando en las quinielas. Interesante repunte de esta última en el momento adecuado.
  • Jennifer Lopez fuera de Mejor Actriz Secundaria: Estoy a favor de acabar con los fraudes de los «Falsos secundarios», pero han permitido esa jugada para Tom Hanks y Florence Pugh, que son nominaciones merecidas pero fácilmente considerables como co-protagonistas. Y no me podéis convencer que una Kathy Bates random en Richard Jewell merece más la nominación que una Lopez mejor que nunca.
  • Beyoncé fuera de Mejor Canción Original: Me lo dicen hace seis meses, con el estreno de El Rey León, y no me lo creo. Tenía todas las papeletas para ser ganadora indiscutible. Lo de Taylor Swift en Cats me es más fácil creérmelo.
  • Frozen II fuera de Mejor Película de Animación: Otra que no vimos venir. Resulta especialmente sorprendente, porque Frozen es un fenómeno potente, muy querido, con buena recepción, y aún así le ha comido la tostada Cómo entrenar a tu dragón 3.
  • Joker, la más nominada (11): Había muchas que estaban en contención para ser las que más nominaciones consiguieran: 1917, Hollywood y el Irlandés (10 cada una, finalmente) podían haber sido perfectamente esa película, pero ha sido la película de Joaquin Phoenix la que más ha arrasado. Eso no la convierte en la rival a batir ni mucho menos (la de Sam Mendes y la de Tarantino son las rivales a batir ahora mismo, con Parásitos prudentemente a la zaga), pero ha subido considerablemente sus opciones.

¿Cuáles son vuestras mayores alegrías y decepciones entre estas nominaciones?