El Irlandés, crítica: el dolor de su mirada

La nueva obra maestra de Martin Scorsese da la vuelta a su tradicional cine de gangsters.