Mientras anda ocupado tratando de salir airoso de meterse en el jardín de adaptar el ambicioso mundo de Dune (ya está circulando el rumor clickbait de que es la leche tras mostrar diez minutos sin terminar en un pase de prueba), Denis Villeneuve no ha perdido el ojo a su última y ambiciosa aventura.

En una conversación con Empire el director canadiense comentó, a raíz de la inclusión de su Blade Runner 2049 entre las100 mejores películas del siglo para el medio, que no considera que haya terminado con el universo de Blade Runner: «Es un mundo inspirador. El problema está en la palabra ‘secuela’. Creo que el cine necesita historias originales. Pero si me preguntas si me gustaría revisitar este universo de una forma diferente, puedo decir que sí».

«Tendría que ser un proyecto separado», comenta Villeneuve. «Algo separado de las otras dos películas. Un noir detectivesco establecido en el futuro… A veces me despierto de madrugada soñando sobre ello». Sus ilusiones son innegables, pero igual desde Sony no están igual de ilusionados con la idea después del fracaso económico que fue su secuela, de igual modo que la película de Ridley Scott también fue un sonado fracaso en taquilla. Pero por soñar (con ovejas eléctricas) que no falte.