AT&T admite su derrota: unirá los activos de WarnerMedia a los de Discovery para crear un gigante del entretenimiento

En las últimas horas se ha confirmado un acuerdo con intención de trastocar el mundo del entretenimiento. AT&T y Discovery Inc. han acordado la unión de sus activos de entretenimiento en una misma compañía paralela. Es decir, en un mismo paraguas se encontrarán WarnerMedia y Discovery, con todas sus ramificaciones tanto en streaming como en tele por cable.

Por aclarar: bajo WarnerMedia se encuentran el estudio de cine Warner Bros, HBO como servicio de streaming y cadena de televisión por cable, además de otras cadenas como CNN o TNT. Por parte de Discovery, encontramos también muchas cadenas por cable como el propio Discovery Channel, Food Network o la OWN de Oprah Winfrey.

Está claro el potente catálogo que ofrece WarnerMedia al acuerdo: el inmenso catálogo de Warner Bros, además del poderío televisivo de HBO Max que anda en crecimiento. Mientras que Discovery cubrirá una parte de entretenimiento en el que cojean actualmente como la telerealidad, concursos y realities. Se espera que David Zaslav, CEO de Discovery, sea el que lidere esta empresa resultante, mientras que Jason Kilar, que era CEO de WarnerMedia, queda en un extraño limbo al tener sus empresas subsidiarias sus propios líderes (Toby Emmerich en la división de Cine, Casey Bloys llevando HBO y Jeff Zucker con CNN).

Se espera que los accionistas de Discovery aprueben este movimiento, que recortará alrededor de 3.000 millones de dólares en costes y genera expectativas de 52.000 millones de beneficios en 2023. No obstante, aunque esta nueva empresa seguirá formando parte de AT&T además de Discovery, muchos ven este movimiento como una renuncia de la compañía tecnológica a seguir intentando manejar el negocio del entretenimiento después de invertir 85.000 millones para la adquisición de los activos de TimeWarner, además de tener que sortear la legislación vigente para poder tener la aprobación para dicho acuerdo.

La inversión ha aumentado la deuda de AT&T, además de un descenso de su valor en bolsa, y su jugada de apostar fuerte por el streaming, con la controvertida decisión de estrenar las películas de Warner al mismo tiempo en cines y en HBO Max, ha generado más dudas que entusiasmo y seguridad sobre su estrategia empresarial. Con este nuevo acuerdo, se espera poder crear definitivamente un gigante del entretenimiento que plante cara a Netflix y Disney, pero sin desangrar su empresa principal en el camino.

VíaWall Street Journal
Artículo anterior«Es jodidamente indignante»: Courtney Love critica a Hulu y su serie sobre Pamela Anderson y Tommy Lee
Artículo siguienteSt. Vincent – Daddy’s Home

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.