El éxito de Parasite está siendo inapelable e imparable. Triunfos en taquilla inesperados para una cinta extranjera, más aún para una cinta coreana. Multinominaciones a premios, incluidos los Oscar. Bong Joon-Ho ha arrasado allá por donde ha pasado.

Para reforzar este triunfo de cara a la recta final en la temporada de premios, el director coreano presentará una nueva versión de la película en blanco y negro. De momento, sólo se proyectará esta versión alternativa del film en Los Angeles y Nueva York los días 30 y 31 de este mes, además de en el festival de Rotterdam. Sobre esta nueva versión, Joon-ho ha comentado que «por momentos el filme parecía más una fábula y me daba la extraña sensación de que estaba viendo una historia de los viejos tiempos».

Tras ver esta versión monocromática dos veces, el director habla de cómo «la película me pareció más realista y afilada, como si me estuviese cortando con una espada. También resaltó aún más las interpretaciones de los actores y parecía centrarse más en los personajes. Tuve muchas impresiones fugaces de esta nueva versión, pero no quiero definirlas antes de que se presente». Veremos si un día tenemos la fortuna de poder apreciarlo con nuestros propios ojos, mientras tanto la versión original sigue siendo un pasote.