Desde hoy lunes da comienzo el Atlàntida Film Fest 2020, uno de los festivales de cine europeo de referencia. El festival se celebrará entre el 27 de julio y el 2 de agosto de manera presencial en Palma de Mallorca, mientras que desde hoy hasta el 27 de agosto se podrá disfrutar online a través de la plataforma de streaming Filmin.

Resulta encomiable el esfuerzo anual por parte de Filmin de acercarnos esas obras que de otro modo sería imposibles de acceder. Y este año se han coronado durante la pandemia con colaboraciones con otros festivales para mostrar sus películas. Con el Atlàntida Film Fest no podía ser menos, ya que llevan una larga colaboración con ellos, y para celebrarlo os destacamos cinco joyas que vale la pena que apuntéis para ver a través de la plataforma.

Bait (Mark Jenkin, Reino Unido)

Rodada con una cámara Kodak de 16mm del año 1976 y procesada a mano. Martin Ward es un pescador pero no tiene barco. Su hermano Steven ha reconvertido el barco de su padre en una embarcación de recreo para turistas, abriendo una disputa entre los hermanos.

La pintora y el ladrón (Benjamin Ree, Noruega)

Cuando dos cuadros de la naturalista checa Barbora Kysilkova son robados de una galería de arte en Oslo, las autoridades noruegas identifican rápidamente a los dos ladrones responsables, pero no encuentran ni rastro de las obras de arte. Con la esperanza de descubrir qué ha sucedido, Barbora se acerca a uno de los ladrones, Karl-Bertil Nordland, durante una audiencia. Le pregunta si está dispuesto a que realice un retrato sobre él, algo a lo que Nordland acepta. Lo que viene después (una serie de retratos a lo largo de los años) es una extraordinaria historia sobre la conexión humana y la amistad.

Last and First Men (Jóhann Jóhannsson, Islandia)

No aparece ninguna persona en esta película, pero en ella destacan tres protagonistas muy especiales: los testimonios del brutalismo yugoslavo; la voz de Tilda Swinton y la música de Jóhann Jóhannsson, compositor de la banda sonora de Sicario y La Llegada, fallecido en 2018 a los 48 años. Jóhannsson grabó distintos cortometrajes con elementos visuales que empleaba en sus obras musicales. La idea de su primer largometraje surgió en 2010, cuando se inspiró en las fotografías de Jan Kempenaers.

Pelican Blood (Katrin Gebbe, Alemania)

La idílica vida de una madre cambia repentinamente cuando su segunda hija pasa de ser tímida y encantadora a ser peligrosa e incontrolable.

Surge (Aneil Karia, Reino Unido)

El callado y tímido Joseph (Ben Whishaw) vive de forma modesta en Londres, alternando entre su solitario apartamento y el aeropuerto en el que trabaja como miembro de seguridad. Su cumpleaños pasa sin que ninguno de sus amigos lo sepa, y tan solo se celebra en casa de sus irritables padres. Algo parece estar cambiando bajo la pacífica apariencia de Joseph. Tras una serie de extraños incidentes, decide dejar atrás sus buenos modales para protagonizar una increíble y frenética aventura por las calles de la ciudad.