Muchos están celebrando el éxito de Parasite en los últimos Premios Oscar, con cuatro premios importantes: Mejor Película Internacional, Mejor Guion Original, Mejor Dirección y Mejor Película. El boom, por supuesto, no ha tardado en notarse y muchos están yendo a los cines para ver el mayor éxito del cine surcoreano. Un petardazo que será alegría máxima para sus responsables y su país de origen, Corea del Sur, pero que también está revirtiendo de forma inesperada en nuestro país, según informa The Guardian.

En la ciudad gallega de Arteixo, una empresa familiar de patatas fritas fabrica las patatas Bonilla a la vista. La empresa exporta de manera anual unas cuarenta toneladas de patatas fritas a Corea del Sur, cifra nada desdeñable. Sin embargo, estaban comprobando que su repercusión en redes sociales estaba subiendo en los últimos meses, viendo imágenes en las que sus bolsas de patatas hacen aparición. ¿La raíz de este fenómeno? La película de Bong Joon-Ho.

En el momento donde la familia Kim logra infiltrarse en la casa de la familia rica, aprovechando que dejan la mansión el fin de semana para irse de acampada, los protagonistas montan su particular celebración con whisky y comida. Uno de los snacks que consumen en su momento dulce son, precisamente, las patatas fritas Bonilla, muy populares en la zona de Corea como ya hemos explicado.

El rotundo éxito de Parasite ha repercutido en el negocio gallego y sus alrededor de 100 empleados, que ha visto incrementadas sus ventas online un 150%. Un representante de Bonilla comenta que se enteraron de casualidad de que aparecían en la película: «Sólo nos enteramos de que la bolsa estaba en la película mediante amigos y clientes que se percataron. Fue una absoluta sorpresa, pero una muy agradable. Las ventas han subido bastante pero, extrañamente, han subido principalmente en España. Nuestros distribuidores nos han pedido más merchandising para satisfacer la demanda».

César Bonilla, hijo del fundador Salvador Bonilla, sigue manejando el negocio familiar a sus 87 años y reconoce no haber visto nunca nada así, a pesar de que sabía que sus patatas hablaban por si mismas: «Siempre usamos buenas patatas, buen aceite de oliva y sal marina. Aun así, es una gran sorpresa y no hay mejor publicidad que salir en una ganadora al Oscar. Hemos exportado a 20 países, pero no hemos vivido nada como esto». Por problemas de salud, César no ha podido ver todavía Parasite, pero «Tendré que verla porque va a ser un gran momento».

Por supuesto, tienen planes de mandarle un generoso paquete al propio Bong Joon-Ho. «Claramente se las merece». Las latas blanquiazules irán perfectas a lado de sus cuatro estatuillas de oro.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments