Pocas dudas nos caben sobre si Mad Max es o una saga perfecta. Con casi todo en su contra, George Miller acabó diseñando un único mundo post-apocalíptico empujado por sangre y gasolina. Pero aparte de su increíble diseño de producción o la increíble presencia de Mel Gibson (y luego Tom Hardy) como protagonista, el éxito viene también por el particular sentido de la acción de su director.

En un montaje de justo 3 minutos, Raging Cinema pone de relieve cómo Miller diseña la acción y cómo la narra siempre desde el punto de vista determinado de un personaje. Repasando las tres primeras películas, vemos un increíble despliege de planos, secuencias y movimientos que nos recuerda nuevamente lo increíbles que son estas películas.

Puedes ver el vídeo a continuación:

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments