Menudo peliculón es Crash. Obra maestra. No esa Crash, sino la buena, la de David Cronenberg en 1996. Con motivo de su 24 aniversario, la película ha recibido una remasterización en 4K especial que iba a estrenarse en cines (hasta que, bueno, ya sabéis). Hoy ya no queda duda de su condición de clásico de culto, pero tuvo que derribar muchas barreras.

Una de las primeras fue en el Festival de Cannes, donde la película llegó a obtener el Premio Especial del Jurado presidido por Francis Ford Coppola. No obstante, su proyección estuvo marcada por la polémica, con muchas quejas relacionadas con las gráficas imágenes que Cronenberg mostraba en pantalla. 

En consecuencia, gente como Coppola se puso en su contra a la hora de otorgarle el principal galardón, la Palma de Oro. El resto del jurado encontró el resquicio del Premio Especial del Jurado para premiar a Cronenberg, a pesar de la negativa del director de El Padrino. Así recuerda Croneberg aquel festival:

Coppola estaba totalmente en contra. Creo que era el principal. Cuando pregunté por qué [‘Crash’] obtuvo este Premio Especial del Jurado, bueno, creo que fue el intento del jurado de sortear la negatividad de Coppola porque tenían el poder de crear su propio premio sin la aprobación del presidente. Y así es cómo lo hicieron, pero era Coppola el que ciertamente estaba en contra.

La mayor muestra de que Coppola estaba especialmente disgustado con el director fue que delegase la responsabilidad de otorgarle el galardón a otro miembro. Cronenberg es consciente de esta jugada porque él mismo ha llegado a ser Presidente del Jurado en el citado festival.

Yo luego fui presidente del jurado [de Cannes] también. Acabas dando premios que quizás no creas que estén justificados, pero los miembros de tu jurado sí lo creen. Tienes que ser cortés al respecto. No creo que él fuera muy cortés.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments