Winona Ryder no tuvo una de las mejores experiencias de su vida haciendo Drácula de Bram Stoker, de Francis Ford Coppola. A pesar de ser una de las personas que más esfuerzo hizo para que el proyecto fuera realizado, incluyendo apostar por Coppola para dirigirlo, se le negó un crédito como productora, y en el set recibió un trato que a día de hoy ya es más que cuestionable.

En un reciente entrevista, la actriz recordó uno de los episodios más vejatorios recibidos durante el rodaje. En una escena donde el vampiro interpretado por Gary Oldman se convierte en una pila de ratas, el personaje de Ryder tenía que reaccionar llorando. Para sacar esa reacción de la actriz, Coppola pensó que sería buena idea proferirle insultos como “¡eres una puta!” y trató de convencer al reparto para unirse a los insultos:

Por ponerlo en contexto, se supone que tenía que llorar. Literalmente, Richard E. Grant, Anthony Hopkins, Keanu Reeves… Francis intentó que todos me gritasen cosas que me hicieran llorar. Pero Keanu se negó, Anthony también se negó. Simplemente no funcionó. Mi reacción fue ‘¿En serio?’ porque realmente logró lo contrario.

Reeves y Ryder iniciaron en aquel rodaje una relación de amistad (y posiblemente un matrimonio) que se ha prolongado durante décadas. Además de Drácula, los actores coincidieron en películas como Una mirada a la oscuridad, La vida privada de Pippa Lee y la más reciente La boda de mi ex. De esta última experiencia Ryder recuerda su decepción al ver la recepción crítica de la comedia romántica.

Obtuvo las peores críticas. Esa película, por algún motivo, todos los críticos dijeron ‘Esta es la peor película del mundo’ y fue realmente duro.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
manuwar
manuwar
3 months ago

Es curioso porque la escena termina con un elocuente ‘qué asco’ por parte de Winona. A lo mejor resulta que no estaba en el guión xD.