Es de sobra conocido la buena relación existente entre los directores mexicanos Guillermo Del Toro, Alfonso Cuarón y Alejandro Iñárritu. “Los Tres Amigos” han dominado la pasada década, como muestran que ganasen 5 de los diez galardones a Mejor Director otorgados por los Premios Oscar. No sólo tienen una buena amistad sino que han colaborado bastante en el pasado.

Del Toro recordó una anécdota al respecto al unirse a una charla del Festival de Toronto sobre su película El Laberinto del Fauno. El cineasta, por supuesto, aprovechó para hacer énfasis en su amor por los monstruos (algo palpable en su filmografía) y recordó cuando llegó a interpretar a uno en una serie antológica de terror en México: La hora marcada. No sólo fue una ocasión de ser un monstruo, sino que también fue la oportunidad para trabajar con su amigo Cuarón.

Alfonso y yo trabajamos en un programa de televisión y escribimos una historia. Yo interpretaba al monstruo. Iba de una chica que vivía con un padre abusivo y tenía que ir a las alcantarillas para recuperarse, y descubre que hay ogros en las alcantarillas. Entonces decide vivir en las alcantarillas en lugar de vivir en su casa. Básicamente esa era mi fantasía de niño. Que encontraría un lugar habitado por monstruos y lo encontraría más lógico que el mundo normal.

Como se puede ver, la pasión de Del Toro por los monstruos va más allá de de una “apreciación amanerada, friki y fanboy”. Ahora mismo el cineasta se encuentra parado, dado que la pandemia ha parado la producción de Nightmare Alley, su próxima película.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments