David Fincher es conocido por su atención al detalle y su perfeccionismo. Un perfeccionismo casi enfermizo, que le lleva a rodar infinidad de tomas de una misma escena para lograr lo que quiere. Algunos de los casos más remarcables fueron los de Zodiac, donde Robert Downey Jr. asegura haber hecho 75 tomas de él cogiendo un teléfono, o en La Red Social, donde Jesse Eisenberg y Rooney Mara hicieron 99 tomas de la escena inicial, mientras Fincher insistía en que hablasen más deprisa.

Parece que Mank, su próxima película, va a tener otro registro importante de tomas. Amanda Seyfried, que forma parte del reparto de la futura película de Netflix, recuerda cómo fue rodar su parte y lo duro que fue el proceso. Seyfried interpreta en la película a la actriz Marion Davies.

Honestamente, es lo más duro en lo que he trabajado. Pero estoy muy emocionada con ello. Pero también pensé, ¿cómo coño voy a interpretar a Marion Davies? Ella tenía acento. ¿Y cuántas tomas? Todo eso estaba pululando. Pero al mismo tiempo… he podido trabajar con Fincher, que es único. Y de hecho no me puedo creer que lo hiciéramos. Acabamos el 21 de febrero, justo antes de la cuarentena. Y yo estaba haciendo tres películas consecutivas, así que todas se han mezclado y mi cabeza no estaba clara.

Formaba parte de escenas con un montón de gente y podíamos estar con una durante una semana entera. No puedo decirte cuántas tomas hicimos, pero diría que 200, aunque me puedo equivocar y que la cifra sea mucho menor. Puede que lo esté infravalorando… [a veces] estaba cinco días en una escena donde probablemente no tenía una línea de diálogo. Piensas ‘¿Puedo relajarme?’. No, porque probablemente hay como 9 o 10 ángulos de cámara diferentes centrado en mi en algún momento.

Mank contará la historia de Herman J. Mankiewicz, guionista de Ciudadano Kane, y los rumores apuntan a un posible estreno en octubre.