Durante el recorrido de la última trilogía de Star Wars uno de los aspectos más discutidos fue el parentesco del personaje de Rey. Se especuló sobre si era descendiente de alguno de los personajes principales durante años, hasta que en Los Últimos Jedi se dejó caer que no era descendiente de ninguno de los importantes. Ante la pataleta de muchos fans, El Ascenso de Skywalker corrigió rumbo y la hizo nieta del Emperador Palpatine.

Lejos de ser una decisión pensada desde el principio por J.J. Abrams, o que tuviera clara en cuanto recibió el encargo del Episodio IX, Daisy Ridley confesó que la ascendencia de su personaje cambió mucho a lo largo de los años:

Al principio estuvieron jugando con una conexión con Obi-Wan. Hubieron diferentes versiones, y luego fueron realmente hacia que no era nadie. Entonces llegó el Episodio IX y J.J. me planteó la película y era como ‘Oh, sí, la nieta de Palpatine’. Mi reacción fue ‘¡Alucinante!’. Luego dos semanas después me dijo ‘Oh, no estamos seguros’. Así que siguió cambiando. Incluso mientras estábamos rodando no estaba segura de cuál iba a ser la respuesta.

Por esas palabras, vemos que hasta bien avanzado el rodaje no se llegó a tener claro el linaje de Rey. No es ningún secreto que El Ascenso de Skywalker tuvo varios cambios de rumbo y reshoots durante la producción (¿recordáis que Matt Smith iba a salir en la película?), así que el parentesco pudo cambiar bastante en el proceso.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments