Kobe Bryant falleció ayer junto a su hija Gianna y dos acompañantes en un accidente de helicóptero. Años antes, el 13 de abril de 2016, disputó su último encuentro como jugador de baloncesto, anotando 60 puntos contra los Utah Jazz en el Staples Center de su equipo, Los Angeles Lakers. Fue otra de sus cartas de amor al deporte que tanto amaba.

No fue la última, eso sí. En una colaboración con The Players Tribune, Bryant publicó una pieza que rezaba «Dear Basketball» en el título. Dentro había un emotivo poema escrito por él mismo hacia el deporte al que había dedicado toda su vida y en el que había desempeñado 20 años como profesional. Dicho poema fue la base para un cortometraje dirigido por Glen Keane y con banda sonora de John Williams.

Poco después, en la edición de los Oscar de 2018, el corto Dear Basketball se alzó con la estatuilla en la categoría de Mejor Corto de Animación. Fue otro galardón más de los muchos que figuran en el extenso palmarés de Kobe Bryant. Aquí se puede ver el momento en el que recibe el premio y el galardonado corto.