Es vox populi desde hace tiempos los deses de Quentin Tarantino de retirarse de la dirección de películas una vez llegue a la marca de las diez películas. Con Érase una vez… en Hollywood, el genio de Tennessee ha llegado ya a las nueve películas (el díptico de Kill Bill cuenta como una), y mientras no tenemos claro cuál será su película final (reciéntemente se ha bajado de su proyecto para Star Trek), él parece tener claro que está ante el final del viaje.

«Siento que estoy en el momento para que el tercer acto de mi vida sea para inclinarme más por lo literario, lo que me vendría bien como padre primerizo y como nuevo marido» comenta Tarantino en una entrevista con Peter Travers de Rolling Stones. «No quiero arrastrar a mi familia a Alemania o a Sri Lanka o donde quiera que tenga lugar mi próxima historia».

En la entrevista profundiza en su deseo de retirarse y en cómo percibe la labor del director: «Siento que la dirección es un juego de jóvenes. Siento que el cine está cambiando, y yo ya formo parte de la vieja guardia». El autor lleva tiempo con este plan en mente, por lo que su inminente paternidad no cambia o precipita ninguna decisión. Pero sí que puede llevarle un tiempo decidir cuál va a ser su última obra.

Mientras tanto, el director está disfrutando del éxito y la cálida recepción que está recibiendo su novena película, nominada a 10 Premios Oscar entre los que se incluyen Mejor Película, Mejor Dirección y Mejor Guion Original. Ahora mismo Tarantino se encuentra en una estupenda posición para ganar su tercer Oscar como guionista tras sus victorias en 1995 por Pulp Fiction y en 2012 por Django Desencadenado.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments