A pesar de ser una de las mejores series de su catálogo (de lejos, además), Netflix parece dibujar un dibujo más turbio cada vez para el futuro de Mindhunter, la serie producida por David Fincher. Hoy se ha viralizado la noticia de cómo la compañía no ha ejercido sus opciones en los contratos de los actores protagonistas de la ficción para poder retenerlos, lo cuál ya se ha interpretado como el primer paso a una futura cancelación.

Aunque este movimiento no significa necesariamente que la cancelación sea inminente, sino un hiato temporal. Cabe recordar que Fincher tiene la agenda ocupada con su nueva película, Mank, que está rodando para la misma compañía, por lo que la relación no está realmente dañada, e incluso ya están conversando para futuras series e incluso más películas (se habla de una con el guionista de Se7en y que reescribió parte de El Club de la Lucha).

Pero las informaciones que están sacando diferentes medios apuntan en una dirección contraria. Deadline habla de cómo Fincher acabó descontento con la producción de la segunda temporada, con un rodaje demasiado prolongado en una misma localización (Pittsburgh), y comenta sus intenciones de que se incremente el presupuesto para una tercera temporada. Según el mismo artículo, las conversaciones sobre la renovación no han llegado a un lugar significativo. The Playlist es más catastrofista, mostrando cómo la frustración y agotamiento de Fincher con la temporada reciente le habrían quitado todas las ganas de afrontar una nueva, estando más interesado en nuevos proyectos junto a Netflix.

Por otra parte, estos informes recientes andarían bastante en consonancia con la estrategia de promoción seguida por la compañía para la segunda temporada. Era de conocimiento público que Netflix había demorado todo lo posible el proporcionar screeners a los críticos de televisión, una estrategia que se suele emplear en las cadenas cuando no sienten confianza con la temporada que acaban de estrenar (o quieren guardar al máximo los secretos de una serie muy popular, que no es el caso). También mostraron poco empuje por la serie en sus redes sociales, así como a la hora de posicionar la serie en el menú del servicio.

A pesar de esta aparente falta de apoyo, muchos críticos reaccionaron positivamente ante la temporada, así como el público general. Y dada la habitual estrategia de Netflix de comunicar cuanto antes las renovaciones de sus series (hace poco han renovado a You por una tercera temporada poco después de estrenar la segunda), sorprende el poco movimiento en torno a esta serie. Dado que sólo ellos conocen realmente los números de audiencia, es difícil saber si les sale a cuenta hacer una producción difícil y costosa en base al número de espectadores. De confirmarse la cancelación, eso sí, probablemente responda más a una profecía autocumplida que a una incapacidad total de la serie por encontrar su público.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments