El futuro del Universo Cinematográfico DC: J.J. Abrams, películas R y criaturas subacuáticas

Los intentos de construir un universo compartido han sido complejos, pero DC Films y Warner Bros han decidido seguir adelante con la idea del Universo Extendido de DC, pero con más calma y yendo película a película. En un extenso artículo, Variety ha repasado los planes futuros e inmediatos de la compañía. De momento, recordemos algunos de los proyectos que tienen confirmados:

  • Aves de Presa, protagonizada por Margot Robbie, que recupera su papel como Harley Quinn, y acompañada por Mary Elizabeth Winstead y Ewan McGregor. Dirige Cathy Yan. Lanzamiento el 7 de febrero de 2020.
  • Wonder Woman 1984, protagonizada por Gal Gadot, Chris Pine y Pedro Pascal. Dirige Patty Jenkins, directora de la primera película. 5 de junio de 2020.
  • The Batman, protagonizada por Robert Pattinson, Zoë Kravitz, Paul Dano y Andy Serkis. Dirige Matt Reeves. 25 de junio de 2021.
  • The Suicide Squad, secuela/reboot de la Escuadrón Suicida de 2016. Dirige James Gunn, artífice de las películas de Guardianes de la Galaxia. 6 de agosto de 2021.
  • Black Adam, con Dwayne Johnson como el antagonista de Shazam. Dirige Jaume Collet-Serra. 22 de diciembre de 2021.
  • Aquaman 2, con casi todo el equipo de la primera entrega: Jason Momoa, Amber Heard. Dirige James Wan. 16 de diciembre de 2022.

A partir de ahí, según apunta el artículo de Variety, Walter Hamada, presidente de DC Films desde 2018, estaría estudiando con su equipo diferentes posibilidades:

  • Tras muchos intentos frustrados, se quiere seguir adelante con una peli en solitario de Flash con Ezra Miller. Recientemente Warner estaba cerrando negociaciones con Andy Muschietti (las dos entregas de It) para encargarse de dirigir y tendrían a Christina Hodson (Aves de Presa, Bumblebee) para el guión. La producción no dará comienzo hasta que Miller termine de grabar la nueva entrega de Animales Fantásticos.
  • El éxito de Aquaman les ha motivado a continuar con la visión de Wan, pero por la agenda del director y el tiempo que lleva preparar los efectos especiales, la secuela no llegaría hasta 2022. Entre medias se está estudiando hacer un spin-off llamado The Trench con las criaturas subacuáticas que se veían en Aquaman 1.
  • The Batman jugará un papel aparte en el universo compartido, dado el cambio total del reparto y de tono que ha realizado Matt Reeves. Warner no descarta que algunos de los numerosos villanos que aparecerán en la cinta tengan su propia película aparte.
  • Tras la buena acogida de Joker, en Warner parecen dispuestos a apostar por la calificación R para otras películas, algo que les diferenciaría de Marvel y Disney. Se comenta que tanto Aves de Presa como The Suicide Squad van a tener calificación para mayores de edad.
  • El estudio no ha perdido de vista a Superman y está estudiando la manera de revitalizar la franquicia. A principios de año entablaron negociaciones con Michael B. Jordan para sustituir a Henry Cavill como el hombre de acero, pero no llegaron a concretar nada. Mientras que una secuela con Cavill no está descartada por completo, se estaría dando prioridad a una nueva dirección y se habría llegado a negociar como J.J. Abrams y su compañía Bad Robot para marcar dicho camino.
  • Hablando de Abrams, que firmó un sustancioso acuerdo con Warner para tener acceso prioritario a futuros proyecto, se contactado con él también para sacar adelante la franquicia Green Lantern. Un reboot del personaje estaría sobre la mesa, pero antes quieren sacar adelante el proyecto Green Lantern Corps. en el que había estado trabajando el guionista Geoff Johns durante un tiempo.
  • HBO Max puede tener un papel relevante en estos planes. La plataforma de streaming de Warner podría ser el espacio adecuado para sacar adelante producciones más modestas con personajes y actores de menor perfil.
  • Lo que no parece tener prioridad de ningún tipo es el Snyder Cut de la Liga de la Justicia. Se ha rumoreado la posibilidad de intentar el esfuerzo económico de sacar adelante el montaje para HBO Max, pero desde Warner tienen claro que «Son castillos en el aire. Nunca va a suceder».

Muchos planes, muy a largo plazo. Muchas cosas se pueden torcer y varias pueden llegar a buen puerto. Sólo el tiempo aclarará este futuro incierto aunque más optimista para una compañía que parece haber aprendido de errores del pasado.